En Sinaloa existen 124 observaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) pendientes por resolver, las cuales corresponden, en su mayoría, a las secretarías de Salud, Educación y Obras Públicas, por un monto de 1,189 millones de pesos.

Así lo refirió Guadalupe Yan Rubio, secretaria de Transparencia y Rendición de Cuentas de la entidad, quien además informó sobre el estado en el que se recibió la administración pública, referente a las observaciones realizadas por los distintos entes fiscalizadores, como la ASF, la Secretaría de la Función Pública y la Auditoría Superior del Estado.

En este marco, desglosó cuatro puntos que tienen que ver con rezago en observaciones, en atención a promociones de responsabilidad administrativa y en cumplimiento de obligaciones, así como las 108 auditorías programadas para revisar el ejercicio 2016.

De los 1,189 millones de pesos en observaciones pendientes de solventar, la funcionaria informó que corresponden a Respuesta en Análisis, 249 millones de pesos; además dieron lugar a procedimiento resarcitorio de 185 millones de pesos que corresponden al Seguro Popular y Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (Fassa).

Con Dictamen Técnico de No Solventación están 457 millones de pesos y corresponden al Fondo de Aportaciones para la Educación Básica y Normal, Fondo de Aportaciones para la Educación Tecnológica y de Adultos, Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública, Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas, Seguro Popular, Fassa y subsidios para centros de educación. Se tendrá que dar, si existe, más información para que se revise y se pronuncie en definitiva .

Aseveró que sin estatus se encuentran 253 millones de pesos, donde no se cuenta con la totalidad de la información, aunque se incluye una auditoría a reintegros del sector salud por 133 millones de pesos y otra al programa federal de oportunidades por 75 millones de pesos; mientras que sin respuesta hay 45 millones de pesos. Las dependencias ejecutoras no han dado respuesta y se les está contactando para su atención .

En cuanto a las 437 observaciones de la Secretaría de la Función Pública por un monto de 948 millones de pesos, que se refieren principalmente a pagos improcedentes, recursos destinados a fines distintos a los autorizados, recursos no comprometidos y no reintegrados a la Tesofe e incumplimiento en materia de planeación y presupuestación, explicó que se solicitó la presencia de un equipo para que apoye a esta dependencia, revisando la información que se está recabando del análisis de los expedientes correspondientes, a fin que puedan dictaminar lo procedente a la brevedad.

Plan de acción

La funcionaria afirmó que buscan contar con todos los elementos, para iniciar las mesas de trabajo en los próximos días y abatir el rezago en 50% durante los próximos los tres meses.

Anticipó que algunas medidas que se implementarán, serán las auditorías en tiempo real de obras públicas relevantes, acorde a su inversión económica y a su trascendencia para la ciudadanía; y los análisis de viabilidad socioeconómica, cuya finalidad será demostrar una correcta relación entre costo, indicadores de necesidad e impactos de las obras ejecutadas.

Expuso que se realizará la verificación de la calidad de la obra durante su ejecución, buscando garantizar que se cumplan con todas las especificaciones de calidad con la que fue concebida, y este proceso de verificación será obligatorio para el contratista, el gobierno y la dependencia que dirige.

Yan Rubio dijo que se está fortaleciendo el sistema de contrataciones en materia de adquisiciones y obra pública, por medio del análisis integral de las disposiciones legales, los mecanismos en dicha materia, y a través de figuras como los lineamientos en puntos y los porcentajes en materia de adquisiciones y obra pública.

estados@eleconomista.mx