Cancún, QR. Aún no se definen los terrenos donde se reubicarán las familias que habitan en el asentamiento irregular que se encuentra debajo de las torres de alta tensión en Playa del Carmen, en la ruta del Tren Maya.

Eduardo Ortiz Jasso, director de la Agencia de Proyectos Estratégicos del Estado de Quintana Roo (Agepro), informó que será la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) la que deberá definir el mejor sitio, tomando en cuenta que se pueda dotar de todos los servicios básicos.

El gobierno de Quintana Roo aportará los terrenos donde se reubicará a las familias, para lo cual ya ha enviado diferentes propuestas para que sean valoradas por la administración federal.

Ortiz Jasso recordó que son aproximadamente 2,600 habitantes que actualmente ocupan el asentamiento conocido como Las Torres en el municipio de Solidaridad, ubicado justo debajo de los postes de alta tensión de la Comisión Federal de Electricidad, que son al mismo tiempo, parte del trazo del Tren Maya.

Dicho asentamiento está comprendido por cerca de 600 lotes de vivienda, que se extienden a lo largo de 10 kilómetros debajo de las líneas de alta tensión.

Las familias serán beneficiarias de un programa de vivienda como parte del Plan Maestro de Mejoramiento Urbano que anunció el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Aunque desde diciembre del año pasado iniciaron los primeros acercamientos por parte de representantes de Sedatu, el proceso necesariamente implica un común acuerdo entre estas familias y el gobierno federal, mediante el compromiso de dotarlos no sólo de vivienda digna, sino de un espacio con todos los servicios urbanos.

“La idea no es que sea sólo un fraccionamiento donde haya sólo casas, sino un desarrollo urbano con equipamiento, escuelas, hospitales, es decir, vivienda digna con todos los servicios”, detalló el director de Agepro.

Proceso

Durante todo el proceso intervendrá primero Sedatu, quien será la encargada de encabezar las negociaciones con los habitantes, pero también el Instituto Nacional del Suelo Sustentable, el cual determinará si la reserva territorial que aporte el gobierno de Quintana Roo es viable para el objetivo trazado.

Además, intervendrá el ayuntamiento de Solidaridad en cuanto a la planeación y dotación de servicios del nuevo asentamiento que surgirá cuando se concrete la reubicación de las personas, pronunció Eduardo Ortiz.

“Si se requiere más tierra, el gobierno del estado la aportará con el objetivo de que se genere una comunidad con equipamiento e integración social; lo que debe entenderse, es que el Tren Maya es el proyecto que empujará el ordenamiento urbano de las ciudades por donde pase, es una excelente oportunidad para ordenar problemas de asentamientos humanos irregulares que tanto padece la zona norte de Quintana Roo”, expresó.

El funcionario recordó que Playa del Carmen es la ciudad con la tasa más alta de crecimiento poblacional en el país y por ello fue identificada como parte de los destinos turísticos que serán beneficiarios del Plan Maestro de Mejoramiento Urbano del gobierno federal.

[email protected]