De la carne que se consume en Querétaro 60% no tiene control sanitario, por lo que los ganaderos de San Juan del Río se declaran alertas, ante el riesgo de que entre contaminada de clenbuterol, advirtió el presidente de la Asociación Ganadera de ese municipio, Felipe Silva Ruiz.

La inspección zoosanitaria está relajada, ya que desapareció el punto de revisión de Palmillas; sólo continúa la vigilancia del estado , indicó.

Comentó que hay transporte de cárnicos y pecuarios que entra sin inspección, incluso, del punto zoosanitario que estableció el gobierno estatal.

Silva Ruiz comentó que la mayor parte de la carne que ingresa a Querétaro proviene del Estado de México y de Hidalgo.

Debería vigilarse la calidad de carne, porque debe venir procesada de un rastro, aunque sea municipal. Debe pasar una inspección sanitaria, pero el problema es de origen , expuso.

Afirmó que compete a la Secretaría de Salud la revisión, así como establecer un monitoreo aleatorio de muestras de carne para su análisis correcto.

Agregó que el riesgo está en las tiendas de autoservicio.

[email protected]