Con la nueva ley de responsabilidad de los servidores públicos, es una obligación contar con la declaración patrimonial y la de bienes, sostuvo el director jurídico de la Contraloría del estado, Abraham Elizalde Medrano.

Si algún servidor público deja de presentar la manifestación, dijo, se envía una carta con un plazo nuevo para que realice el trámite. Posteriormente, de no realizarlo, se procede a establecer una multa y un nuevo plazo para que haga el trámite.

A decir del funcionario, no hay modo de que se deje de presentarla , ya que además de los nuevos plazos existen las amonestaciones que pueden ir de una amonestación de 10 días del sueldo que percibe, hasta 500,000 pesos y 20 años de inhabilitación .

Anteriormente, advirtió, no se fincaba responsabilidad alguna y no era obligatorio presentarla.

Antes se le aplicaba una multa, una inhabilitación pequeña (de meses a un año) y no había obligación de presentarla; no tenías modo de ver cómo iba creciendo el patrimonio del servidor público porque quedaba oculto , indicó.

Sujetos

Cada fin de año, la Secretaría de la Contraloría fija un plazo de cerca de 60 días para que se presente la declaración anual, que obliga a 10,689 servidores públicos a presentarla (con cargos en la dirección, supervisión, inspección, auditoría, seguridad, vigilancia, custodia y fiscalización); así como aquellos que manejan fondos estatales, municipales, están a cargo de la custodia de bienes y valores, son responsables de la adquisición o comercialización de bienes y servicios, o efectúan pagos de cualquier índole.

arlene.patino@eleconomista.mx