Monterrey, NL. Luego de que la agencia HR Ratings mejorara la calificación al estado de Nuevo León, al pasar de “HR A-” a “HR A”, con base en el buen comportamiento en el balance primario, el secretario de Finanzas y tesorero general del estado, Carlos Garza Ibarra, dijo que el gobierno estatal dará prioridad a temas como seguridad, salud, educación e impulso al empleo.

Amén de que mantendrá el esfuerzo para avanzar hacia el equilibrio de sus finanzas, como lo obliga la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios.

“Es un gran reto trabajar para que paulatinamente nos vayamos acercando al equilibrio de las finanzas y fortalecer la inversión productiva en beneficio de la población, para alcanzar un mínimo anual de 10,000 millones de pesos, de acuerdo con lo establecido en el Consejo Nuevo León para la Planeación Estratégica”, enfatizó Garza Ibarra.

Adicionalmente, el estado se encuentra en proceso de refinanciamiento de su deuda bancaria a largo plazo, lo cual se espera que termine en julio del 2017.

Con lo anterior, se mejorará el perfil de la deuda con el que contaba, a través de una ampliación en el perfil de amortizaciones, así como por la disminución en el pago de intereses.

Respecto a las expectativas sobre los ingresos propios y las políticas para la contención del gasto, HR Ratings prevé que se mantenga el comportamiento superavitario para los próximos años.

La calificadora agregó que se espera que crezcan los ingresos de libre disposición del estado y que la deuda neta ajustada llegue en los próximos años a un promedio de 74.8 por ciento.

“Debido principalmente a las expectativas sobre los ingresos propios del estado así como a las políticas para la contención del gasto, HR Ratings espera que se mantenga el comportamiento superavitario para los próximos años”, señaló la calificadora en un comunicado.

A la baja

Contraria a la dinámica observada en Nuevo León, el financiamiento adicional a corto plazo por parte de Baja California y Chihuahua ocasionó que el año pasado HR Ratings les bajara su calificación.

Esta operación provocó desviaciones en sus niveles de obligaciones financieras así como un deterioro de sus principales indicadores de deuda, destacando servicio de deuda, que se mantendrá por encima de 16.0% de los ingresos de libre disposición para el 2017, de acuerdo con el reporte Evolución de las Calificaciones Subnacionales 2017 de la agencia.

Estos territorios entran en el grupo de 20 acciones a nivel estatal: seis fueron revisiones al alza, 10, ratificaciones, y dos, calificaciones iniciales para Zacatecas y Durango.

[email protected]