El sector industrial de Querétaro ha generado competencia en lo que a salarios se refiere, aseveró el líder en el estado de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), Jesús Calderón Calderón.

Lo anterior, luego de que la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) fijara un aumento general de 4.2% para el salario mínimo del área geográfica donde se ubica Querétaro, registrado en 66.45 pesos diarios.

Calderón Calderón expuso que en el caso particular del estado, la necesidad de mano de obra calificada ha obligado a las empresas a otorgar sueldos competitivos a sus plantillas de trabajadores.

Explicó que no hay nada que ligue el parámetro que fija la Conasami con el salario real que actualmente otorgan las empresas del sector industrial queretano.

En el estado, informó, se mantiene un promedio salarial de 320 pesos diarios.

Nadie trabaja ya por el salario mínimo (...) Estamos, sobre todo en Querétaro, en una constante competencia por la mano de obra calificada (...), si una empresa tiene un operador que ya está capacitado y otra empresa le ofrece 10% más de salario, la primera busca la manera de retenerlo , expuso.

Según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social, al cierre de noviembre del 2014, Querétaro registró un salario promedio de cotización de 319.58 pesos ante el Instituto, un aumento de 4% frente al mismo mes del año anterior, en que el sueldo se ubicó en 306.74 pesos.

En julio del año anterior, el salario se situó en 323.84 pesos; fue en ese mes cuando registró su punto más alto.

Nosotros estamos viendo, para este año, que el incremento en la industria en cuestión de salarios debe andar alrededor de 4.2% , sostuvo Jesús Calderón.

Reto

Calderón estableció que con el fin de tener un estado socialmente más estable, el sector empresarial enfrenta el reto de garantizar un mayor poder adquisitivo a los trabajadores.

Teniendo más poder adquisitivo las personas pueden consumir más satisfactores, que nosotros los industriales producimos; si la gente no tiene dinero, no compra, y entonces, qué vendemos , observó.

[email protected]