Puebla, Pue. El sector estudiantil foráneo en universidades está atrayendo a franquicias de Veracruz, Oaxaca, Guerrero y Morelos, por lo que se estima que alrededor de 50 negocios de esas entidades llegarían entre mayo y octubre en el presente año, lo que dependerá de concretar la compra de inmuebles en el Centro Histórico. 

El presidente de la Red Mexicana de Franquicias, Francisco Lobato Galindo, dijo que esas oportunidades se incrementan cuando en los campus de universidades privadas como el Tecnológico de Monterrey, Ibero, Anáhuac, Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla, entre 40 y 50% de sus matrículas son estudiantes de otras entidades, sobre todo vecinas. 

Recordó que franquicias que llegaron a la ciudad, tenían más de 10 años de operar en sus lugares de origen, pero decidieron abrir un punto de venta en territorio poblano porque su mercado, sobre todo, son los jóvenes. 

“Empezar de cero no es fácil, pero prefieren hacerlo porque saben que hay oportunidades de crecimiento a corto plazo con base en lo que otras franquicias han logrado”, apuntó. 

Comentó que actualmente hay más de 150 franquicias de otros estados, que es un porcentaje mínimo respecto a los 4,000 negocios locales que hay en la ciudad, pero esos empresarios muestran que el “corazón de la ciudad” es muy atractivo para cualquiera que desee emprender una actividad. 

Hay otros 50 prospectos de Guerrero y Morelos para venir a la ciudad, aunque tienen como opción la zona comercial de San Andrés Cholula, donde se ha dado el crecimiento residencial y en consecuencia la plusvalía, mencionó que después de la angelópolis, esos empresarios buscan expandirse a la Ciudad de México, pero los problemas de movilidad y saturación del mercado, hace que vean esa opción a cinco años. 

Lobato Galindo dijo que esos negocios foráneos que arribaron al Centro Histórico de esta ciudad tienen entre cinco y nueve años, en que también el factor de inseguridad los obligó a huir, porque algunos han tenido que pagar derecho de piso o han sido víctimas de secuestro, ya sea ellos mismos o sus familiares. 

Mencionó que es buscado por los comerciantes de esas entidades, para que los oriente en cuanto a recomendaciones de las mejores zonas del centro para abrir un local. 

Las inversiones que deben hacer oscilan entre los 2 y 3 millones de pesos; cafeterías y restaurantes son los que predominan en esa migración. 

Algunos refieren que quieren locales con rentas mensuales de entre 10,000 y 15,000 pesos, de los cuales sí hay disponibles por estar en el primer cuadro de la ciudad y que se encuentra frente a mitad de calle o en esquinas, expuso.