Querétaro, Qro. El sector agropecuario concentra diversos retos para delinear las políticas públicas locales de los próximos años, puntualmente en el aprovechamiento del agua y en elevar su productividad.

El cambio climático ha propiciado periodos de sequía que se agudizaron en los últimos dos años, por lo que hacer frente a esta problemática se encuentra entre los desafíos que podría enfrentar la próxima administración estatal.

Entre los principales retos se enlista contar con recursos para potenciar el uso de sistemas de riego presurizados, debido a que se han reducido los recursos federales en el ramo, expuso el presidente del Colegio de Ingenieros Agrónomos del estado, Eusebio Ventura Ramos.

La inversión promedio por hectárea es de 50,000 pesos para la instalación de estos esquemas, aunado a los costos posteriores para el mantenimiento.

Por tanto, es necesario que se presupuesten recursos para la adquisición de equipos y para dar acompañamiento a los productores locales.

Ante el cambio de administración estatal, que entra en funciones el 1 de octubre, el Colegio de Agrónomos entregó un listado de proyectos estratégicos que consideran prioritarios para impulsarse a nivel estatal.

La continuidad de estrategias como el desazolve de bordos, el manejo holístico de praderas y brindar apoyo técnico a los productores, son algunas de las propuestas del gremio.

“La idea es darle continuidad al proyecto, de nuestra parte estamos apoyando en la modernización de sistemas de riego, en lo que es estudios para el desazolve y ganancia de capacidad de almacenamiento en los bordos del estado, en el manejo holístico o integrado de praderas y la parte de asistencia técnica”, explicó Ventura Ramos.

Generar proyectos para la captación del agua es otra vertiente de retos y peticiones; además de promover la producción de cultivos alternativos como el orégano y la damiana, así como el aguacate en las regiones de Peñamiller, Pinal de Amoles y San Joaquín.

Los especialistas en agronomía también proponen a la nueva gestión incrementar el uso de agua residual de los centros urbanos en la agricultura, para lo cual se cuenta con un proyecto que consiste en usar el agua de una planta de tratamiento en San Pedro Ahuacatlán, San Juan del Río y destinarla al uso y riego de 2,000 hectáreas.

Política pública

Ante el cambio de administración, las asociaciones que conforman el Frente por Querétaro han solicitado que se dé un giro a la política pública local agropecuaria, pidiendo que se enfoque en acciones como elevar la productividad y diseñar esquemas de financiamiento.

El presidente estatal de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos, Jesús Ramírez, solicitó que se cree un sistema de financiamiento local, mediante una banca de desarrollo que ofrezca productos crediticios con tasas de interés de un dígito.

Durante el 2020, las actividades primarias crecieron 0.1% en el estado.

Los especialistas en agronomía también proponen a la nueva gestión incrementar el uso de agua residual de los centros urbanos en la agricultura, para lo cual se cuenta con un proyecto que consiste en usar el agua de una planta de tratamiento en San Pedro Ahuacatlán, San Juan del Río y destinarla al uso y riego de 2,000 hectáreas.

estados@eleconomista.mx