Monterrey, NL. El secretario general de Gobierno de Nuevo León, Manuel González Flores confió en que aunque se espera estar acorde con un presupuesto austero por parte de la federación, el gobernador logrará gestionar mayores recursos para obras de infraestructura en el Proyecto del Presupuesto de Egresos de la Federación de 2020.

El gobierno de Nuevo León esperaba que se asignaran alrededor de 4,000 millones de pesos para obras de infraestructura que considera prioritarias. Sin embargo en el proyecto de presupuesto de egresos de la federación para el ejercicio fiscal 2020, se contemplan 562.1 millones de pesos.

Del total de proyectos esperaban mayores recursos para la Presa Libertad por 1,129 millones, para el Tren Ligero 200 millones de pesos y para la sincronización de los semáforos del área metropolitana 600 millones; sin embargo las partidas contempladas ascienden a 378.1 millones, 34 millones y cero pesos, respectivamente.

Manuel González Flores, secretario general de gobierno comentó: “Todavía es temprano para poder hablar de eso, creo que el gobernador tendrá un nuevo encuentro (con la federación) que permitirá acomodar las cosas que más convengan”.

“Siempre vamos a solicitar recursos para el estado, pero entendemos la condición de la ciudad de México y del gobierno federal que plantean un presupuesto austero, estaremos en diálogo permanente”, enfatizó el funcionario.

Sostuvo que ellos no tienen ningún cambio en los proyectos que han considerado como prioritarios, porque desde que iniciaron tenían una negociación con el gobierno federal, los cuales son multianuales.

Cabe recordar que el pasado 31 de julio, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón aseguró que en la última visita que hizo el presidente de la República a la entidad, “nos ha asegurado el apoyo hacia el Tren Ligero, con una inversión inicial de 200 millones de pesos para el estudio (de factibilidad), para el año que entra, (queremos) trabajar en la posibilidad de la inversión multianual”.

Otro de los proyectos que había presentado el gobernador ante la Secretaría de Hacienda y la Secretaría de Relaciones Exteriores fue la creación de una ciudad santuario en el municipio de Anáhuac, para resolver el problema de los migrantes en la frontera.

En julio el gobernador había planteado como una alternativa para atender el problema de movilidad y la sincronización de 1,600 semáforos en el área metropolitana, utilizar el Fondo Metropolitano, el Fondo de Hidrocarburos y otros recursos adicionales de la Federación.