Monterrey, NL. La Expo Manufactura Inteligente, que se realizará del 13 al 15 de abril en Cintermex, será la primera Expo Internacional Industrial que se efectuará de manera presencial después de la pandemia de Covid-19, y que ayudará a reactivar la economía, destacó Paul St. Amour, vicepresidente para Latinoamérica de Tarsus de México.

La expo contará con la participación de 200 marcas de 100 expositores de la industria automotriz, aeroespacial, dispositivos médicos, y electrodomésticos, entre otros, en 7,000 metros cuadrados de exhibición.

Paul St. Amour explicó que el estado abrió la posibilidad de realizar exposiciones en tamaños más reducidos, sin embargo, lo importante es que los compradores y visitantes podrán tener un encuentro cara a cara, lo cual es estratégico, pues los encuentros virtuales no son suficientes para hacer negocios.

“Todavía hay condiciones difíciles, lo importante es realizar una expo aunque más pequeña para reactivar la economía. La pandemia nos ha cambiado la forma de trabajar, por ello será un evento híbrido (presencial y virtual), vamos a tener una plataforma digital donde los compradores que no pueden asistir por restricciones de viaje puedan conectarse en línea con los expositores”.

“Para nosotros no es importante el número de visitantes y no lo podemos estimar (…) lo que sí es importante, con la experiencia de Tarsus en otros países donde hemos realizado eventos, es que están llegando los visitantes que realmente quieren hacer negocios, seguramente van a ser menos que en el 2019 y el 2020”, aseguró el directivo.

Por otra parte, la Asociación para Tecnología, Manufactura y Soluciones (ATMS) que participa por cuarta ocasión en el evento, se enfoca en el sector de máquinas y herramientas, contando con más de 50 afiliados, indicó su presidente, Ángel Valle Márquez.

Digitalización

Argumentó que este evento ayudará a la recuperación económica, debido a que se prevén crecimientos fuertes en el sector automotriz, con 12% en ensamble de automóviles y hasta 20% en la manufactura de autopartes, por ello, “se tiene que ser más ágil para presentar soluciones completas con tiempos de respuesta inmediatos”.

Además, se debe contar con capacitación para dar servicio especializado en la instalación, programación y operación de maquinaria de última generación que está llegando al país, debido al rápido avance de la digitalización, desde antes de la pandemia.

Con el confinamiento, dijo, se incrementó la digitalización o big data, “tienes acceso de monitorear la maquinaria de lugares remotos y tenemos que cuidar las inversiones, no van a ser similares a las del 2018 y el 2019, pero sí con miras a tener el mejor proceso y la mejor solución”, puntualizó Valle Márquez.

estados@eleconomista.mx