Monterrey, NL. Los paros laborales ya se extendieron de Matamoros a otras ciudades fronterizas. Esta mañana hubo un paro de labores en la maquiladora Spring Window Fashion de Ciudad Victoria y desde el lunes inició un paro de alrededor de 300 trabajadores de Dragados Offshore, en Altamira.

En ambos casos se terminó el contrato colectivo de trabajo y no se les ha informado de la renovación.

Los trabajadores de la maquiladora exigieron un incremento salarial del 16% así como la destitución de su actual líder sindical Leonardo Vázquez.

Por su parte, la Secretaria General del Sindicato Industrial de Maquiladoras, María Dolores Zúñiga Vázquez aseguró que los trabajadores de Spring Window Fashion ya no quieren que Leonardo Vázquez los represente.

“Ellos me dicen que quieren afiliarse a mi sindicato y yo los estoy apoyando, se están dando de baja del sindicato de Leonardo y se están afiliando al mío”, indicó Zúñiga Vázquez.

Cabe recordar que esta líder sindical estuvo al frente del emplazamiento a huelga de dos plantas de la empresa APTIV en Ciudad Victoria.

Por otra parte, en el caso de los trabajadores de la empresa que construye plataformas para la industria petrolera, pidieron que se cumpla con la ley laboral, pues argumentaron que se venció su contrato colectivo de trabajo y no se ha renovado.

El secretario general del Sindicato Nacional Emilio Portes Gil, Jaime García Contreras declaró a los medios locales que esperan se llegue a un acuerdo y se reinicien las labores a la brevedad.

“Todos son sindicalizados y existe un contrato que ya venció, ahora queremos que se firme el próximo con un incremento de salario”, dijo García Contreras.

Mueven avispero

Por su parte, Ricardo Martínez Rojas, vicepresidente en Materia de Seguridad Social de la Confederación Nacional de Cámaras de la Industria de la República Mexicana (Concamin) explicó que los cambios del convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo permiten la libertad sindical, lo que explica el conflicto laboral de Matamoros.

Lo anterior porque hay una lucha entre el sindicalismo tradicional y nuevos sindicatos por obtener los contratos colectivos de trabajo.

“Vamos a ver varios capítulos, tenemos que ser analíticos con los sindicatos y ver qué tan fuertes son y prepararnos para lo que puede pasar”, comentó ante los empresarios afiliados a la Coparmex de Nuevo León.