Puebla, Pue. En los municipios aledaños a San José Chiapa, donde se instalará la planta de Audi, los ejidatarios encarecieron hasta 750 pesos el metro cuadrado, lo que dificulta a las autoridades estatales instalar una zona industrial intermedia para que lleguen firmas de proveeduría de autopartes.

El titular de la Secretaría de Competitividad Trabajo y Desarrollo Económico, Pablo Rodríguez Regordosa, comentó que la zona fabril se asentará en los municipios de Amozoc, Acajete y Tepatlaxco, ya que forman un punto intermedio entre la planta de Volkswagen, que está en el ayuntamiento de Cuautlancingo, cerca de la angelópolis, y la fábrica de Audi.

Ejemplificó que en Tepatlaxco, población localizada a 40 minutos de San José Chiapa, los campesinos ofrecen el metro cuadrado por arriba de 750 pesos (alrededor de 7.5 millones por hectárea), cuando antes estaba en 6 pesos (60,000 pesos por hectárea), es decir, un aumento de 12,400 por ciento.

El funcionario advirtió que este precio no conviene al gobierno ni a las empresas que buscan invertir en la región.

Con la llegada de la armadora, alrededor de 50 empresas proveedoras de autopartes también se instalarán en la población, 20 de las cuales estarán listas para el 2016, cuando la firma arranque la producción de su camioneta SUV Q5 en el estado.

APOYARÁN EN LA NEGOCIACIÓN

Recordó que la administración poblana adquirió los terrenos donde se instalará la planta Audi como parte de su esquema de incentivos. Sin embargo, con los proveedores que acompañarán el proyecto se dejará de absorber todo el costo en la adquisición de tierras.

Lo ideal -mencionó- es que la administración local apoye en una parte de la compra y, en el mejor de los casos, haga el acompañamiento en las negociaciones con los propietarios de las tierras.

[email protected]