Puebla, Pue. Ante el cierre de universidades, debido a la pandemia de Covid-19, el alquiler de departamentos en Puebla y su zona conurbada para estudiantes foráneos se desplomó 98%, segmento que significaba una importante derrama económica, reportó la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), sección Puebla.

Maricela Rodríguez Pereyra, presidenta de la agrupación, calificó como crítica la situación porque hay edificios o casas de huéspedes dedicados a ese segmento, los cuales están vacíos desde abril porque los padres de jóvenes que venían de Veracruz, Guerrero, Morelos, Tabasco, Chiapas, Tlaxcala, entre otras entidades, determinaron que regresaran a sus lugares de origen.

Anticipó que este año también estará perdido en el mercado mientras las universidades no reabran para clases presenciales, lo que implica tener alrededor de 2,500 departamentos desocupados, los cuales se rentaban entre 3,000 y 6,000 pesos al mes.

“Los desarrolladores apostaron por ese segmento porque es continua la llegada de cientos de estudiantes cada año, ya que salen de sus estados para buscar una mejor educación porque la economía de sus padres se los permite, eligiendo a Puebla como destino”, ahondó.

Ese 2% de espacios ocupados obedece a que hay padres que prefieren tener a sus hijos en la entidad, porque en sus lugares de origen hay un alza de contagios por Covid-19.

Indicó que en el estudio de mercado que hicieron ubicaron 450 universidades, las cuales representan una matrícula de 250,000 estudiantes, 30% de los cuales procede de entidades vecinas o de otras zonas del país, pero predominando más del sur-sureste.

Inviables para familias

Rodríguez Pereyra explicó que el tamaño de los departamentos es adecuado para recibir a jóvenes que vienen a estudiar o son solteros, por lo que no son opcionales para que una familia viva en ellos.

Los edificios están cerca de instituciones como el Tecnológico de Monterrey, Universidad Iberoamericana, Anáhuac, Universidad de las Américas Puebla (Udlap) y Universidad del Valle de México, las cuales tienen 50% de matrícula foránea.

Reconoció que la crisis económica generada por la pandemia es otro de los motivos para que padres de familia optaran porque sus hijos volvieran y estudien desde casa, y con ello tener un ahorro por renta.

No obstante, dijo, los socios de la AMPI tienen la expectativa de que el panorama cambie con la aplicación de la vacuna contra el Covid-19 para que se recupere la economía en general, porque también en el sector comercial las rentas de locales han decrecido 35%, ya que los negocios tienen pocos ingresos para pagar rentas hasta de 10,000 pesos.

estados@eleconomista.mx