Tijuana, BC. La frontera mexicana empezó el 2014 con una cascada de aumentos en los precios de diversos productos, debido a la homologación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) de 11 a 16 % que se aprobó en la reforma fiscal, entre otros factores.

Los incrementos ponen sobre la mesa un viejo fenómeno conocido en la región: el diferencial de costos entre los comercios estadounidenses y nacionales en favor de los vecinos del norte.

Para los mexicanos que cuentan con visa para cruzar resultará mas conveniente comprar ciertos productos en expendios de Estados Unidos (EU), incluyendo la gasolina, que amaneció mas cara en México que en el sur de California.

Entre los artículos que son mas baratos hoy están la comida para mascotas. Una misma marca y tamaño en Mexico cuesta 520 pesos, contra los 230 en Estados Unidos, tomando en cuenta un tipo de cambio de 13 pesos.

La presentación con dos panecillos endulzados cuesta 10 pesos en EU, contra 14 en Mexico.

Otros productos son el litro y medio de agua saborizada, el cual se cotiza en el país en 12 pesos, mientras que en San Diego, en 9.

La presentación de 2 litros de un refresco de cola cuesta en Tijuana 20.90 pesos, mientas en el país vecino del norte 16 pesos.

ANTICIPAN MÁS COMPRAS

Reynaldo López, gerente de una tienda departamental en San Diego, anticipa un aumento significativo en la compra de estos productos por parte de residentes en Tijuana.

Por ello, prepararon letreros en español con promociones, pero no solo para la compra de artículos recién gravados en México, sino para los que tradicionalmente son más baratos y que hoy, con 5% mas del IVA homologado, serán buscados con mayor insistencia.

Y es que, por ejemplo, los pañales desechables de 80 unidades de una misma marca cuestan 85 pesos menos en San Diego.

El litro de un limpiador de pisos con olor a pino se vende 5 pesos más económico en EU, mientras que una licuadora se comercializa 50 pesos más cara en Tijuana.

Otros productos que se pueden destacar son una televisón LED de un mismo tamaño y marca, la cual es 2,200 pesos más barata en San Diego, mientras que una laptop es 2,600 pesos más cara en Tijuana.

Marcos León, cajero de una tienda de comestibles de San Diego, dice que los mexicanos siempre han comprado una diversidad de productos en esa región, por ser más baratos, los cuales se espera que se venden más por el aumento del IVA; por ello, en las sucursales cercanas a la frontera multiplicaron la existencia en piso.

AFECTAN GASOLINAZOS

En el renglón de la gasolina también hubo una pérdida de competencia desde el primer día de este 2014, ya que en tiendas de membresía de Chula Vista California se consigue un litro del combustible en 11.77 pesos, contra los 12.32 que cuesta en Mexico, al precio se la agrega la tradicional desconfianza del consumidor sobre la honestidad de los expendios mexicanos de gasolina.

Se calcula que el potencial del consumo mexicano en California es de 6,000 millones de dólares al año, según cifras de la Cámara de Comercio de San Diego.

[email protected]