El titular de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Jaime Francisco Hernández Martínez, anunció la interconexión del sistema aislado de Baja California Sur al sistema interconectado nacional mediante un cable subacuático, la cual entrará en operaciones en el 2021 y contará con una inversión de 1,000 millones de dólares.

En el gobierno del estado mantenemos un fuerte compromiso con el bienestar y progreso de las familias, por ello trabajamos para garantizar su acceso a los servicios más básicos, como la energía eléctrica , aseguró el gobernador Carlos Mendoza Davis.

El mandatario estatal puntualizó que la interconexión se traducirá en múltiples beneficios para los hogares sudcalifornianos, pues permitirá una disminución en los costos de los recibos, aumentará la eficiencia del suministro de energía e impulsará el desarrollo de proyectos a partir de la generación de fuentes limpias, como fotovoltaicas y eólicas.

Asimismo, señaló que gracias a este nuevo sistema, Baja California Sur ya no tendrá la necesidad de generar energía, ya que la recibirá desde las centrales ubicadas en los estados Sonora y Sinaloa, mismas que trabajan a base de gas natural, por lo que también se reducirá la emisión de contaminantes al medio ambiente.

Con el tendido del cable subacuático para energía, se anexa un cable de fibra óptica, lo que significa mayor calidad en las telecomunicaciones, como mejor servicio de internet en escuelas, hospitales y plazas públicas; al tiempo que contribuirá a evitar que los ciudadanos se queden sin los servicios como la telefonía celular; sobre todo durante una contingencia natural.

Por su parte, Jaime Francisco Hernández Martínez comentó que las centrales que actualmente operan en el estado con combustóleo, funcionaran como reserva ante cualquier problema que pudiera presentarse en la transmisión de energía de la interconexión nacional, lo que bridará un respaldo adicional a la ciudadanía en el suministro permanente de electricidad.

[email protected]