Mineros de los municipios de San Joaquín y Cadereyta conformaron una asociación con la que pretenden legalizar cerca de 20 minas de mercurio en ambas demarcaciones.

El presidente municipal de San Joaquín, Belem Ledesma Ledesma, indicó que ya agrupados los trabajadores podrán llevar a cabo pláticas con la Secretaría de la Defensa Nacional y la Secretaría del Medio Ambiente, para poder legalizar esta actividad.

Agregó que los municipios de Peñamiller y Pinal de Amoles, donde también existen estos centros de trabajo, estarían buscando conformar otra asociación para abonar a la regularización de las condiciones laborales.

Se pretende regular 20 minas. En San Joaquín son 13 y el restante, del lado de Cadereyta , indicó el alcalde, quien destacó que hay otras 30 o 40 más, sobre todo en Peñamiller y Pinal de Amoles.

Recordó que únicamente en San Joaquín se han presentado dos accidentes del 2009 al 2012, en los que han fallecido al menos tres personas. Recientemente, en el municipio de Peñamiller, se registró un incidente en el que fallecieron tres trabajadores. La minería se está trabajando en una forma ilegal, aunque sí se está trabajando para hacerlo con marcos legales. Tampoco hay que ver mal a los que se dedican a esto, porque es su única fuente de ingreso , indicó Belem Ledesma Ledesma.

El alcalde estimó que los que se dedican a la extracción de mercurio ganan entre 1,000 y 2,000 pesos semanales, lo que les ayuda a mantener a sus familias. Sin embargo, las minas tienen de 30 a 40 años de vida, por lo que es necesario contar con el equipo y las condiciones necesarias.