El destino del Corredor Cultural Chapultepec, que implica una inversión de 1,346 millones de pesos, depende de una pregunta: debe realizarse: sí o no. El próximo domingo, el Instituto Electoral del Distrito Federal realizará la consulta entre los habitantes de la delegación Cuauhtémoc.

El trabajo arquitectónico del proyecto que busca mejoras de infraestructura en la zona estuvo a cargo del despacho de Fernando Romero, que el año pasado fue elegido por el gobierno federal para hacer el diseño del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, junto al inglés Norman Foster.

De acuerdo con información pública disponible, las empresas Acosta Verde, García Ponce e Invex Construcciones son los encargados de la ejecución del polémico proyecto que obligó a la consulta, cuyo resultado será respetado, ha dicho el jefe de gobierno Miguel Mancera.

Si la ciudadanía dice que no quiere el corredor, pues quiere decir que ahí no quieren un corredor. Seguirán las obras y los trabajos que se están haciendo en la otra parte, que es el Cetram Chapultepec. Eso va avanzado, de todas maneras no dejará de haber mantenimiento para la zona comentó esta semana.

Entre las diversas voces que se oponen al proyecto hay coincidencias en que se trata de un mal negocio para gobierno y que se privatizará el espacio público, a pesar de que se promueva como una obra bajo el esquema de asociación público-privada.

En la información realizada por las empresas desarrolladoras, en el apartado de financiamiento se explica: El proyecto se financiará con capital privado. La aportación del sector público consiste en la aprobación del aprovechamiento del espacio público sobre la avenida Chapultepec, pero no representa ninguna aportación monetaria para el desarrollo del proyecto .

Opiniones contrarias

El diputado local de Morena, José Alfonso Suárez del Real, se ha manifestado en contra del proyecto desde antes de que asumiera su cargo político, y en los últimos días ha reiterado que ex funcionarios de la delegación Cuauhtémoc han tratado de influir en la decisión de los votantes para que se apruebe el proyecto.

Se han encontrado unos 150,000 volantes que no fueron autorizados a favor del sí. No queremos que se pervierta el proceso. Además, los observadores que fueron convocados han recibido invitaciones para capacitarse en horarios complicados , denunció.

En entrevista, explicó que la concesión la otorgó el gobierno local al consorcio en agosto pasado, por 40 años, sin que se preguntara antes a la ciudadanía. Decisión que tuvo su origen en una publicación en el órgano oficial de información de la ciudad, el 19 de mayo de 2014.

La otra cara

Entre las múltiples voces sobre el proyecto, que ha ocasionado diversas manifestaciones en las redes sociales, destaca la del presidente de la Federación Mexicana de Asociaciones Turísticas (Fematur), Jorge Hernández, quien se manifestó a favor.

El empresario afirmó que ha visto con agrado el desarrollo de la administración local porque ha generado mayor infraestructura y el corredor pude sumar a que el turista nacional e internacional tenga un atractivo más.

Es un tema de movilidad pero también de mejora de vialidades. Se vive una situación similar a lo que vivió el corredor Masaryk, en Polanco, y que hoy podemos disfrutar. Causó polémica, pero debemos resaltar los beneficios que generó , agregó.

[email protected]