Monterrey, NL. El ayuntamiento de San Nicolás de los Garza, en Nuevo León, recibió luz verde del cabildo para contratar nueva deuda por 53 millones de pesos, la cual será utilizada para reestructurar pasivos de largo plazo, afirmó Carlos de la Fuente, alcalde del municipio.

El monto total de los pasivos al primer trimestre del 2012 fue por 905 millones de pesos. Por ello, el funcionario consideró prioritario emprender una reestructuración de éstos. Actualmente, tienen un periodo de gracia de hasta 23 años.

Después de Monterrey, San Nicolás de los Garza es la segunda alcaldía más endeudada de entre las 51 que integran al estado.

Las obligaciones financieras de los ayuntamientos de la sultana del norte aumentaron 37.9% en el 2011, destacando Monterrey en los primeros lugares a nivel nacional, con una deuda cercana a 2,224 millones de pesos.

Sostuvo que, en diciembre pasado, el Congreso de Nuevo León aprobó a todos los municipios contratar hasta 53 millones de pesos adicionales de deuda con la condición de que esos recursos fueran destinados a reestructurar deuda pública.

DAN SOPORTE

El pasado 27 de abril del 2012, Standard and Poor’s subió su calificación de riesgo crediticio de largo plazo en escala nacional a mxA- de mxBBB+ de la alcaldía.

Según la calificadora, con la dinámica presupuestal observada a marzo de este año, el municipio finalizará el 2012 con un superávit operativo de 100 millones de pesos y con un déficit después del gasto de inversión que sería inferior a 3% de sus ingresos totales, nivel que también esperan se mantenga en el 2013.

Aun cuando su deuda es alta, comparada con sus pares nacionales y la media internacional, ésta ha venido disminuyendo en relación con los ingresos operativos y discrecionales (disponibles). En nuestro escenario base, la deuda alcanzaría 67.5 y 61% de los ingresos operativos al cierre del 2012 y el 2013, respectivamente , sostuvo la agencia.

atorres@eleconomista.com.mx