Monterrey, NL. El gobernador de Nuevo León, Samuel García Sepúlveda, está analizando junto con el secretario de Finanzas y Tesorería General del estado, Carlos Garza Ibarra, la posibilidad de implementar un presupuesto base cero, en los rubros donde sea posible, con el objetivo de optimizar los gastos y mejorar las finanzas, comentó durante la presentación del gabinete que conforma el bloque de Gobierno Eficaz.

“Ésta es el área que más me apasiona y me interesa, todos los días nos juntamos varias horas y estamos viendo a detalle el presupuesto que es base cero en lo que cabe, estamos reorientando todos los rubros, buscando un fuerte ahorro, va a haber un proyecto de austeridad y estamos creando un presupuesto con nuevas Secretarías y como lo prometimos va a salir más barato aún el costo del gobierno en la nómina”, aseguró el mandatario estatal.

Cabe mencionar que el presupuesto base cero consiste en revaluar cada uno de los programas y gastos, partiendo siempre de cero, creando expectativas sobre el ejercicio siguiente, sin referencias a los años anteriores.

“Tengo mucho tiempo de conocer a Carlos (Garza), es un excelente perfil, sé que juntos vamos a demostrar que si se puede manejar de manera eficiente, innovadora, creativa las finanzas, y que aunque el escenario actual está muy tenebroso por el Covid-19, por el tema federal y el presupuesto, estoy seguro que juntos vamos a tener la capacidad de encontrar recursos para hacer todos los proyectos que prometimos en campaña”, aseguró el mandatario estatal.

Las acciones

Por otra parte, Carlos Garza Ibarra, secretario de Finanzas y tesorero general del estado, indicó que entre las principales acciones, de la dependencia será alcanzar un superávit financiero, ya que el estado lleva más de 10 años con un déficit financiero, y es entendible debido a que cada vez más, las entidades federativas tienen que cubrir más responsabilidades que antes resolvía la federación.

Por tanto, el objetivo es alcanzar un superávit financiero para tener los recursos suficientes para la consecución de todos los programas como parte del nuevo Nuevo León, recalcó.

El segundo punto es garantizar inversión para el desarrollo, “durante décadas Nuevo León ha batallado con la eficiencia presupuestal que le permita tener un gasto operativo moderadamente eficiente, donde se ha tenido una desatención financiera que tiene el estado y por la no aportación de recursos federales para proyectos importantes”.

La Tesorería buscará consolidar proyectos que se comprometieron años atrás, para que estén listos en los próximos presupuestos.

Otro reto será consolidar proyectos de Asociación Público Privada (APP), Nuevo León tiene las condiciones propicias, servicios públicos, capacidad económica del sector privado, que es competitivo, y el sistema financiero que está “ávido de colaborar con el gobierno”, para consolidar este tipo de proyectos, aseguró Garza Ibarra.

Lamentó que hay antecedentes de proyectos malogrados o que no se cumplió el objetivo, por ello el reto es demostrar que los proyectos APP bien hechos, financiera, legal y técnicamente dan a la ciudadanía un servicio más óptimo.

También se promoverá una Coordinación Fiscal más justa, el gobierno estatal va a continuar haciendo propuestas, con mecanismos y alternativas que promuevan que Nuevo León obtenga más recursos en el sistema de Coordinación Fiscal.

Este año hubo elecciones, y la Secretaría de Finanzas tuvo la responsabilidad de fondear esos recursos, a organismos que tienen autonomía total, “es un gran reto, porque hay reformas en organismos y en poderes que presionarán más recursos presupuestales y se debe garantizar la operatividad del poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial y organismos autónomos”, enfatizó Garza Ibarra.