En la segunda etapa de vacunación contra la gripe aviar A-H7N3, que iniciará esta semana, se aplicarán 90 millones de dosis en granjas de la región de Los Altos de Jalisco, informó el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica).

De acuerdo con el más reciente reporte del organismo, en la primera etapa se aplicaron 88.3 millones de vacunas para inmunizar a las aves y mantener su capacidad productiva en las granjas.

Adicionalmente, se tendrá un banco de reserva por 53 millones de vacunas y semillas virales para obtener mayor producción si fuera necesario, informó el director en jefe del organismo, Enrique Sánchez Cruz.

El funcionario también reveló que comienza la repoblación de gallinas ponedoras a partir de este mes, y que serán casi cinco millones de aves las que mensualmente ingresen a las unidades avícolas vacías previamente sanitizadas.

Explicó que esta repoblación permitirá restituir paulatinamente la producción de huevo que se tenía antes del brote de influenza aviar.

A la fecha, se han muestreado 438 unidades de producción ubicadas en 45 municipios de la región de Los Altos, señaló.

Sólo 43 de ellas, añadió, granjas comerciales de postura, han dado resultado positivo de presencia del virus A-H7N3.

Precisó que también se realizó el aislamiento viral de un ave silvestre en la zona (pájaro zanate).

Sánchez Cruz reportó que se ha fortalecido el Programa de Vigilancia Epidemiológica de la zona y que se han hecho pruebas en granjas ubicadas en 22 entidades del país y los resultados han sido negativos.

Por ahora, el brote de influenza aviar se localiza exclusivamente en Los Altos de Jalisco, reiteró.

Para erradicar el virus de las granjas avícolas, el Senasica, en colaboración con los productores, ha hecho el sacrificio sanitario de 10.9 millones de aves, del 19 de junio al 20 de agosto, detalló.

Al evaluar la primera etapa de erradicación, expuso que a esta cifra habrán de sumarse las medidas aplicadas por los avicultores antes del anuncio de la presencia del virus y el sacrificio voluntario posterior hecho por los propios productores para proteger sus parvadas.

La semana pasada el Senasica notificó a los avicultores de la región de Los Altos la obligatoriedad de reportar los sacrificios de aves realizados de manera voluntaria, con el fin de integrarlos al informe sobre la primera etapa de erradicación llevada a cabo por el organismo.

Por otro lado, para facilitar el abasto de productos avícolas, el Senasica otorgó siete mil 333 certificados zoosanitarios de movilización para carne, huevo para plato, huevo fértil, huevo industrial, harinas, yema líquida, aves vivas y otros productos derivados (un certificado para cada transporte).

El titular del organismo resaltó que adicionalmente continúa la entrada de huevo líquido, en cascaron para proceso industrial y para plato, proveniente de Estados Unidos.

Sánchez Cruz explicó que en apoyo a las labores de la Secretaría de Economía para normalizar el abasto del producto, emitió desde hace dos semanas los requisitos sanitarios que deben cumplir los países productores de huevo que quieran comercializar su producto en México ante la actual coyuntura del A-H7N3.

klm