Puebla, Pue. Los gobiernos de Puebla y Tlaxcala delegaron a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) federal la realización de los estudios de factibilidad del Tren Suburbano, el cual pretende comunicar a la angelópolis con Apizaco.

Así lo dijo el titular de la Secretaría de Transportes local, Bernardo Huerta Couttolenc, quien comentó que la dependencia federal ejercerá 250 millones de pesos, etiquetados en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2012, para el análisis del proyecto.

Cabe recordar que ambas entidades realizaron un análisis en torno del proyecto, el cual no pudo determinar si es viable su puesta en marcha.

En junio, la SCT llevará a cabo la licitación para elegir a la empresa responsable de realizar los estudios necesarios, dijo el funcionario.

Refirió que en marzo pasado se entregó el dictamen preliminar a la Federación, que costó 7 millones de pesos a los dos gobiernos locales, los cuales no erogarán más recursos en los próximos estudios.

La semana pasada, platicamos con la SCT y para el próximo mes esperamos que se haga la convocatoria para tener a la firma responsable de los estudios, pues necesitamos que haya un dictamen a detalle para ambas entidades, que requieren comunicar a sus habitantes , comentó.

Asimismo, confió en que se tendrá una conclusión favorable este año, incluso antes de la elaboración del próximo PEF, con el objetivo de etiquetar recursos al proyecto.

PLAN B

Bernardo Huerta dijo que, en caso de no ser factible el Tren Suburbano, entonces, se buscarán otras opciones para enlazar a Puebla y Apizaco, que están a una distancia de 45 minutos.

La otra opción que manejan los gobiernos es hacer un ferrocarril turístico, aunque no se han dado más detalles por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

miguel.hernandez@eleconomista.mx