En los últimos años, la relación comercial entre México y Rusia ha mostrado una tendencia creciente, a pesar de que no existe un tratado comercial entre ambos países; este intercambio llegó a los 1,602 millones de dólares en el 2017, de acuerdo con información de la Secretaría de Economía.

Para Guanajuato, Rusia es un socio comercial importante. En el 2017 se exportaron productos con un valor de 16.9 millones de dólares, ubicando a este país destino en el lugar 34 de los 125 países a los que el estado exporta.

Los municipios que más participación tienen en las exportaciones hacia dicho país europeo son Irapuato con 83.5% de participación, seguido de Cortázar con 8.0%, Silao con 4.2%, San José Iturbide con 3.2%, finalmente Celaya, Acámbaro, entre otros.

Mercado

Por su parte, los sectores que destacan en el mercado ruso se encuentran el de autopartes; agroindustrial; cosméticos y cuidado personal; metal-mecánica; plásticos y sus manufacturas; aparatos electrodomésticos; calzado y manufacturas de piel, entre otros.

Cada año más productos guanajuatenses entran al mercado ruso, entre los que destacan las cajas de velocidades, semillas de ajonjolí, aceites para perfumería, neumáticos, calderas, automóviles (partes y accesorios), botas con corte de cuero, así como coliflor, brócoli, lechugas, fresas, entre otros productos.

A su vez, Rusia está presente en Guanajuato con la importación de aluminio, caucho, hierro, acero, manufacturas de pasta de celulosa, productos químicos orgánicos, plástico y sus manufacturas, así como objetos de arte y antigüedades.

Según un estudio de mercado elaborado por la Coordinadora de Fomento al Comercio Exterior, para las empresas mexicanas las oportunidades de exportación se encuentran en los productos de agroalimentos, comestibles procesados, hasta en el sector automotriz.

[email protected]