Puebla, Pue. En el estado, las empresas no están en condiciones de revisiones salariales y contractuales, por lo menos durante tres meses, a excepción de las que fueron declaradas como “esenciales” y que no han dejado de trabajar durante la pandemia de Covid-19.

Así lo declaró el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Ignacio Alarcón Rodríguez Pacheco, con 24,000 socios de 27 asociaciones, quien consideró que los empresarios no están obteniendo ingresos suficientes para ofrecer mejores condiciones económicas, de momento, a sus empleados agremiados, sino al contrario, están haciendo esfuerzos por evitar despidos.

La difícil situación es comprendida por los propios trabajadores, quienes han visto que con esfuerzos la mayoría de los empresarios pagan la nómina completa y que, en el primer confinamiento de casi cinco meses, estuvieron cubriendo los salarios a 50% pese a estar cerrados.

Confió que en tres meses puedan ver un panorama mejor y con una mayor apertura de la economía para tocar la revisión salarial y contractual, pero será complicado si los contagios de Covid-19 no bajan de forma considerable aún con la aplicación de las vacunas.

Aún hay negocios como restaurantes, hoteles, cines y otros de servicios que continúan sin reabrir desde que inició la pandemia, los cuales tuvieron que prescindir de empleados al no poder pagar más, pero que sólo esperan el momento para reactivarse.

Utilidades

Comentó que sólo las empresas grandes como son las plantas automotrices de Volkswagen en México y Audi, con su cadena de proveedores, podrán cumplir con el pago de utilidades, al no parar más que dos meses actividades.

“Estimamos que son más de 2,000 las empresas locales en la posición de cumplir con las utilidades, por lo que no vemos algún problema en este tema, mientras que otras van al día en ventas”, ahondó.

Alarcón Rodríguez insistió que no es fácil para los empresarios tener que postergar las revisiones salariales, pero es la única opción en este momento de crisis económica, “que es la peor de la historia.”

Reconoció que tampoco se han podido recuperar 3,000 empleos perdidos en los últimos meses del 2020, pero la apuesta es seguir conservando los que se tienen, a la par de descartar que se generen otros para el siguiente trimestre, ya que hay sectores muy golpeados por la pandemia.

El presidente del consejo dejó en claro que el CCE está exhortando a los socios que no dejen de cumplir con las obligaciones patronales y sí en algún momento no pueden, entonces buscar un acercamiento con los trabajadores.

estados@eleconomista.mx