Cancún, QR. El programa Pueblos Mágicos movilizó 4.6 millones de turistas nacionales e internacionales durante el 2017, cifra que compite ya con el volumen de entrada de personas en las fronteras del país, aseguró Christian Berger Trauwitz, presidente de la Asociación Nacional de Pueblos Mágicos

Entrevistado en el marco de Kultur, Foro Nacional de Turismo Cultural, que se realizó en Chetumal, Quintana Roo, Berger Trauwitz dijo que aunque se percibe como un programa netamente turístico, en realidad surgió hace 17 años como un programa transversal, cuyo impacto primordial ha recaído en las comunidades que lo mantienen y lo gestionan ante el gobierno federal.

“En su origen, tuvo que ver con políticas poblacionales y migratorias, es decir, si se mejoran las condiciones locales deja de haber incentivos para migrar a otros lugares porque se mejora no sólo en infraestructura, sino en ingresos de las personas”, comentó.

Además, se ha convertido en una de las marcas más exitosas en materia turística, pues nueve de cada 10 mexicanos la reconocen y su penetración abarca ya todo el país, ya que a excepción de la Ciudad de México, el resto de las entidades tiene al menos un nombramiento de Pueblo Mágico en su geografía, explicó el también presidente de los Comités Ciudadanos de Pueblos Mágicos.

Preocupaciones

En entrevista aparte, José Ángel Díaz Rebolledo, director de Gestión de Destinos de la Secretaría de Turismo federal, comentó que han comenzado a presentarse problemas de sobrecarga por volumen de turistas, sobre todo en temporadas altas en algunos Pueblos Mágicos, lo cual ponen en riesgo su viabilidad como destino turístico.

Entre los casos más visibles mencionó San Cristóbal de las Casas (Chiapas), Xilitla (San Luis Potosí), Sayulita (Nayatirt), así como en Bacalar, Isla Mujeres, y Tulum, estos últimos tres en Quintana Roo.

Ello podría generar que, a futuro, la convocatoria para nuevos Pueblos Mágicos incluya como requisito que los candidatos presenten estudios de capacidad de carga como parte de sus cartas credenciales para aspirar al nombramiento, con el objetivo de tener bien identificados los límites en cuanto a volumen de turistas por temporada, así como las necesidades de infraestructura de cada localidad para anticipar riesgos de colapso por sobrecarga, explicó el funcionario.

Díaz Rebolledo adelantó que en dos semanas concluirá la evaluación de los candidatos que se postularon en la más reciente convocatoria, por lo que a más tardar en verano próximo darán a conocer los nombres de los nuevos miembros de la marca.

Tentativamente son nueve los elegidos, cifra que permitiría llegar a 120 Pueblos Mágicos en todo el país.

El funcionario informó que este año cuentan el programa cuenta con presupuesto de 260 millones de pesos, que podría ampliarse en función de las necesidades y del número de nuevos pueblos que se sumen al listado.

[email protected]