Querétaro, Qro.  Los retrasos en el presupuesto que recibe el  Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) en Querétaro han impactado en la operatividad del hospital que el instituto opera en la entidad, refirió el secretario del Trabajo y Conflictos, de la Sección XXVII del ISSSTE, Emilio Monroy Calvo.

La falta de mantenimiento en los elevadores del nosocomio derivó en que en días pasados estuvieran inoperantes tres de cuatro ascensores, de los cuales dos son para uso de pacientes internos y dos para uso de familiares y pacientes externos.

Aproximadamente a 18:00 horas del miércoles 12 de junio, dijo, se regularizó el funcionamiento de tres elevadores y uno permaneces   con afectaciones.

“Hemos tenido incluso conflictos entre los compañeros trabajadores que ellos no son culpables de esta situación, con los pacientes y familiares de pacientes por esta situación. Efectivamente los elevadores duraron descompuestos  mucho tiempo, ha sido alterno, desde ayer ya funcionan dos elevadores, uno del interior para el traslado de los pacientes y otro exterior que es panorámico para los familiares o pacientes externos” comentó.

La insuficiencia de presupuesto –que derivó en la falta de mantenimiento de los elevadores- ha comenzado a afectar la operatividad del ISSSTE en la entidad, dado que el recurso es controlado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en detrimento de la atención a los derechohabientes,  argumentó el líder sindical.

“El ISSSTE no recibe oportunamente el presupuesto, esas son políticas nacionales, presidenciales, Hacienda lo está controlando y está causando impacto en la desatención de los pacientes. (…) Los trabajadores no son responsables de la situación, ni administrativos ni personal operativo, ellos trabajan al 100 o más de 100%, incluso han hecho el traslado de pacientes por otros medios como las escaleras” pronunció.

Ante la inoperatividad de los elevadores, los propios trabajadores del nosocomio optaron por trasladar a través de las escaleras a algunos pacientes; situación que también derivó en que se pospusieran cirugías.

El subdelegado de Administración del ISSSTE Querétaro, Víctor Ali Cadena, explicó que ya hubo apoyo para que operara de manera regular uno de los elevadores, en tanto  que persiste otro con más de un año cuatro meses sin funcionar,  sin embargo, previó que la próxima semana opere de manera regular.

De acuerdo con el subdelegado, esta situación no ha  detenido la prestación de servicios en el ISSSTE a nivel estatal.

“Tenemos cuatro elevadores en el hospital general, dos panorámicos para uso de derechohabientes y dos que son para uso exclusivo de servicios médicos, los panorámicos operan de manera regular y el mantenimiento de los otros dos que son para servicios de atención médica, uno ya se compuso, fue unos días (que estuvo sin servicio), y el otro que ya lleva una rato sin funcionar ya se está atendiendo” declaró.

Reconoció que ante esta deficiencia, los servicios se  difirieron y reprogramaron. Entono al mantenimiento de los elevadores,  refirió que el contrato concerniente compete a oficinas centrales del ISSSTE.

En materia presupuestaria, afirmó que este año el instituto operará con 106 millones de pesos en el estado, presupuesto que se ha mantenido en los últimos cuatro años.