Puebla, Pue. La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) informó que 4,700 empleos se han visto afectados por el cierre temporal de 140 negocios, lo cual podría incrementar en las próximas semanas. / Olga Méndez Juárez, dirigente local de la Canirac, mencionó a El Economista que la contingencia sanitaria por el Covid-19 prende los “focos rojos”, ya que este tipo de establecimientos son de los primeros en ser afectados por la ausencia de comensales.

Aseguró que impulsarán un plan de recuperación que presentarán a los tres órdenes de gobierno, con el fin de proteger fuentes de empleo y la actividad en este sector productivo.

Admitió que la industria restaurantera enfrenta una de las peores crisis económicas, ya que a 15 días del primer caso de Covid-19 confirmado en Puebla las ventas disminuyeron 90%, y cada día cierran más restaurantes. Por lo tanto, ni recurriendo a la entrega a domicilio lograrán tener las mismas ventas.

De acuerdo con la Canirac, a pesar de la situación, algunos negocios siguen funcionando, con recepción controlada de clientes para evitar aglomeraciones, mientras otros sólo ofrecen servicio para llevar.

En el caso de los empresarios que abrieron negocios en febrero pasado (tres foráneos y uno local), al menos cuatro verán interrumpidos sus planes por la contingencia sanitaria, quienes generarían 50 empleos directos con la apertura.

“Estos nuevos negocios ahora deberán esperar a que se levante la alerta, pero les preocupa por el gasto realizado, ya que esperaban iniciar con la recuperación de la inversión en año y medio en Semana Santa”, ahondó Olga Méndez.

Poca afluencia

En tanto, desde hace dos semanas los centros comerciales registran caídas de entre 40 y 60% en la afluencia de personas, y se prevé que empeore porque la gente comienza a seguir las recomendaciones de no salir de sus casas.

El director de la Asociación de Centros Comerciales de Puebla, Andrés de La Luz Espinoza, señaló que hay un impacto en las ventas que podrían recuperarse hasta octubre próximo, si es que México sale rápido de esta contingencia.

Indicó que ningún empresario puede decir que está preparado para aguantar más de un mes sin actividad, sobre todo los comercios que van al día, los cuales apenas empezaban a recuperarse de la cuesta de enero.

Resulta necesario que autoridades lancen un plan de estímulos fiscales para apoyar a la Iniciativa Privada, porque de lo contrario se avecina un entorno complicado, refirió.

“Los locales en plazas comerciales no habían querido cerrar y se mantenían, pero en las últimas dos semanas empezaron primero a bajar de personal y después funcionar menos horas. Ahora, algunos determinaron cerrar”, externó.

Puntualizó que el consumo local no preocupa tanto, ya que el sostén de las ventas es el turismo, el cual está prácticamente desplomado, porque era habitual que vacacionistas visitaran algún centro comercial.

De La Luz Espinoza recordó que de los 3 millones de visitantes mensuales, 60% eran foráneos, quienes hacen escalas en alguna plaza comercial o tienen considerado conocer algún complejo, donde al menos tres de cada 10 hacen alguna compra.

Explicó que el esquema de venta online ayudaría mucho en este momento de la contingencia, por lo que resulta importante que los negocios apuesten por este modelo.

[email protected]