Puebla, Pue. La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) pidió al gobierno de Puebla que permita la reapertura parcial del sector, para que deje de ser la única entidad donde aún no se da, con el objetivo de poder recuperar aunque sea 40% de los 6,000 empleos perdidos en los más de 119 días de paros por la pandemia de Covid-19.

Olga Méndez Juárez, presidenta local de ese organismo con 1,000 integrantes, dijo que a nivel nacional se hizo una encuesta  y en 15 entidades con semáforo rojo de Covid-19, se autorizó que los establecimientos funcionen con aforos de entre 25 y 40 por ciento.

En los otros 16 estados, con sémáforo color naranja, explicó la dirigente poblana, la afluencia de comensales permitida es de 50%, a excepción de San Luis Potosí, donde alcanza 60 por ciento.

Comentó que Puebla es de las ocho entidades donde el porcentaje de consumo en el servicio para llevar y a domicilio es de los más bajos, de 30%, las restantes son Quintana Roo, Estado de México, Guanajuato, Morelos, Ciudad de México, Chihuahua y Zacatecas.

Destacó que en esas condiciones, los empresarios del sector no pueden aspirar a la recuperación de empleos y que en los tres meses de la temporada del Chile en nogada, (que arranca a mediados de julio), sería conveniente reabrir de manera parcial y, con ello, tener personal atendiendo bajo medidas sanitarias.

El año pasado la temporada de este platillo dejó una derrama económica de 400 millones de pesos, aunque en este 2020 no se establece una meta por la inactividad en la que se encuentra el sector.

Diálogo con la Secretaría de Turismo

Méndez Juárez dijo que están dialogando con la Secretaría de Turismo estatal para buscar un acuerdo con motivo de la temporada del platillo poblano y se les autorice la atención en los establecimientos, hecho que ayudará a poder aspirar a obtener algo de ingresos, mismos que se desplomaron al 10% en los meses que se llevan de la pandemia, aunado a que cerraron 900 negocios en general.

Mencionó que no dejarán de insistir en esa petición, a la par de entender que Puebla está en el “pico” de contagios pero los establecimientos no pueden continuar sin tener comensales, ya que con pedidos es imposible costear la actividad en cada negocio.

Al respecto, la titular de turismo estatal, Vanessa Barahona de la Rosa, comentó que están abiertos al diálogo para establecer mesas de trabajo a fin de reactivar a los restauranteros y recuperar aunque sea parte de los empleos perdidos.

Sin embargo, no quiso establecer alguna fecha para que eso suceda, ya que en las pláticas convocará a la Secretaría de Gobernación y dependerá de cómo está el panorama también de los contagios.

[email protected]

kg