El sector restaurantero de la capital solicitó que la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, acuda a las mesas de negociación que buscan la recuperación de la industria de alimentos y bebidas preparadas, al mismo tiempo, pidieron que se le permita operar con una mayor ampliación de horarios y aforo de clientes.

“Debido a la ausencia del secretario de Gobierno, Alfonso Suárez del Real, a las mesas de negociación, porque lamentablemente volvió dar positivo a Covid-19, la industria restaurantera le desea pronta y total recuperación, al tiempo que hace una urgente solicitud para que en la próxima reunión participe la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo”, expusieron la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), así como la Asociación Mexicana de Restaurantes (AMR) y la Asociación de Directores de Cadenas Restauranteras (Dicares) .

Entre los motivos que se dan para pedir la asistencia de la mandataria local, los restauranteros resaltaron que no se tomaron en cuenta sus últimas propuestas, como ampliar el cierre de los establecimientos a las 10 de la noche; “quedó demostrado que a las mesas de negociación están asistiendo integrantes del gobierno capitalino que no tienen ningún poder de decisión o no están realmente interesados en analizar o escuchar propuestas distintas a las suyas”.

“Les hicimos saber que esta medida busca disminuir la movilidad y aglomeraciones en el transporte público, ya que clientes y miles de empleados de los restaurantes no lo utilizarían para trasladarse en horas pico. Además, este horario permitirá sobrellevar la crisis de los restaurantes, considerando que el 45% de sus ventas totales se da en el horario nocturno”, reiteraron.

Los empresarios recordaron que si bien se llegó al acuerdo de abrir en terrazas y espacios abiertos con servicio hasta las 6 de la tarde, se necesitan tomar más medidas, ya que hay unidades que no pueden bajo estos nuevos estándares, mientras que los restaurantes que ya abrieron apenas obtienen entre 30 y 35% de lo que percibían antes de la pandemia.

Además, señalaron que debería tomarse el esquema de cuatro fases que el gobierno local propuso.

“Incluso el propio gobierno había propuesto un esquema de 4 fases para un regreso gradual de restaurantes en semáforo rojo. La primera utilizando solo mesas al exterior; la segunda con una ampliación de horario hasta las 10 de la noche; la tercera con aforo restringido al interior y exterior de los restaurantes y finalmente una cuarta muy similar a las condiciones que se tenían previamente en el semáforo naranja”, recalcaron.

“El calendario propuesto por el gobierno para la apertura gradual de restaurantes ya está completamente desfasado, por lo que es necesario ampliar el horario y abrir interiores sin demora. Tan solo el anuncio de que el próximo 8 de febrero reiniciarán operaciones los centros comerciales vuelve ineludible que los restaurantes de esos espacios también abran”, subrayaron.

Sin respuesta

Al respecto, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, si bien señaló que se ha estado reuniendo con los integrantes de la Secretaría de Desarrollo Económico para ver la situación restaurantero, no aclaró si acudirá a las próximas mesas de trabajo.

“Hay un equipo de trabajo que está con ellos, el secretario de Desarrollo Económico, la ADIP, principalmente, que son los que coordinan estas mesas de trabajo; y yo me reúno con ellos, con este equipo de trabajo dos veces a la semana para poder revisar, a partir de distintos esquemas, cuál es la mejor forma de apertura, siempre, pues buscando que no vaya a haber un rebrote de contagios de Covid en la ciudad”, expuso este martes en videoconferencia.

rrg