Cancún, QR. Empresarios restauranteros se manifestaron en contra de las nuevas medidas restrictivas en el estado, que reducen los aforos en los centros de consumo con el objetivo de disminuir los contagios de Covid-19 en el estado.

En una carta dirigida al gobernador, Carlos Joaquín González, aseguran que estas medidas ponen en riesgo la viabilidad económica de muchos negocios en el estado y no servirán de mucho para disminuir los contagios.

“La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) fue notificada sobre las nuevas medidas sanitarias para la industria restaurantera del estado, reduciendo su aforo a un máximo de 50% y el horario de operación hasta las 23:00 horas. Esto es muy preocupante para el sector, que ha sido uno de los más afectados por la pandemia con importantes pérdidas económicas y, sobre todo, de empleos que afectan a miles de familias quintanarroenses”, se lee en la misiva.

Marcy Bezaleel Pacheco, dirigente del organismo, expone en el documento que entienden que la decisión obedece a disminuir los contagios y el número de hospitalizados por Covid-19 que se ha ido incrementando en los últimos días, lo cual es un objetivo compartido por la industria restaurantera, la cual implementó el protocolo Mesa Segura con las recomendaciones y lineamientos nacionales, internacionales y de las autoridades sanitarias.

“Esto implicó inversiones que no estaban contempladas como son equipamiento para el personal, sanitización, tapetes, termómetros, capacitación, etc.”, agregó.

Asegura además que los restaurantes son espacios seguros, “de esto han dado cuenta diversos estudios nacionales e internacionales. En Quintana Roo la disminución de los contagios continuó incluso cuando ya había un mayor aforo y horario. Lamentablemente, durante el pasado periodo electoral fuimos testigos de cómo en la gran mayoría de los eventos políticos de los distintos partidos políticos no se cumplieron con las medidas sanitarias”.

De manera enfática, la misiva expone que “si están aumentando los contagios no es por la industria restaurantera, sino por la negligencia de los actores políticos y de quienes no cuidaron que esto no sucediera. No le hagan pagar a los restaurantes los platos rotos”.

“Quienes más resienten estas medidas son los meseros, cocineros, ayudantes, parrilleros, cajeros porque dejan de recibir su salario y propinas, las cuales son un recurso muy importante para mantener a sus familias. También se afecta a la cadena productiva que está detrás de los restaurantes, es decir, a los proveedores locales que venden a estos lugares (panaderos, tortilleros, productos agrícolas, etc.) que dejan de recibir pedidos”, continúa la carta.

Las nuevas medidas anunciadas en la entidad, aseguran, ponen en riesgo la viabilidad de muchos restaurantes y el trabajo del personal que, esperanzado, iba poco a poco recuperando sus empleos.

“Desde la industria les hacemos un llamado de auxilio. Los restaurantes han sobrevivido solos, sin apoyos significativos, están en riesgo de quebrar 3,500 restaurantes en la entidad, ya no hay ahorros de los que se pueda echar mano y falta mucho tiempo para que el sector recupere los niveles de ventas que tenía antes de la pandemia”, expone la misiva.

Contagios

“También le pedimos que cualquier acción en los que esté involucrada la industria sea comentada directamente con la cámara. Los restauranteros saben y conocen su realidad y siempre estamos dispuestos a dialogar y colaborar con las autoridades. Confiamos en su sensibilidad para permitir la operación de los establecimientos al aforo y horario en el que venían trabajando y reiteramos nuestro compromiso de seguir siendo parte de la solución, manteniendo protocolo Mesa y extremando precauciones”, concluye el llamado desesperado de los restauranteros.

El último reporte de la Secretaría de Salud estatal refiere que la entidad suma ya 29,310 contagios desde el inicio de la pandemia, con un nivel de hospitalización de 25% en la zona norte y de 13% en el sur del estado.

estados@eleconomista.mx

kg