Querétaro, Qro. Para promover el consumo interno, la industria restaurantera del estado proyecta incrementar el porcentaje de insumos que adquieren directamente de productores locales.

Los socios de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) reportan que actualmente en promedio 10% de sus insumos son de producción local, sin embargo, se proyecta incrementar esta participación.

Para este objetivo, la cámara retomó la iniciativa Apadrina un productor, a fin de vincular a productores locales de los diversos municipios con los empresarios restauranteros y pactar ventas directas.

Con esta iniciativa se busca incrementar gradualmente el nivel de compras internas, proyectando que lleguen a representar entre 70 y 80% de las compras totales, expuso el presidente de la Canirac en Querétaro, Octavio Mata Rivera.

Hace dos años esta iniciativa se implementó en coordinación con el municipio de El Marqués, sin embargo, se pausó y ahora se retoma mediante la vinculación con productores que radican en Amealco de Bonfil y en Colón.

“En el sector restaurantero consumimos prácticamente de todo, desde jabón, miel, leche, queso, diferentes productos. Y esto ayudará a que cada uno de los restauranteros apadrine a un productor de Colón, para arrancar, y esto ayudará a reactivar la economía de esta zona”, explicó.

Tan sólo en el municipio de Colón la iniciativa abarca a 25 productores locales, aunque la cámara ha identificado en total a 45 productores susceptibles de proveer a la industria restaurantera; se trata de productores de miel, leche, queso, crema, jabón, mantelería, entre otros.

En el municipio de Amealco de Bonfil la vinculación ha sido con productores de jitomate, quienes actualmente ya realizan ventas directas a restaurantes del estado.

En este contexto, y ante las restricciones sanitarias vigentes, la cámara entregó nuevamente una propuesta al Comité Técnico de Salud, para que en el próximo análisis epidemiológico se valore la pertinencia de ampliar el horario de cierre de los restaurantes, de 23:00 a 24:00 horas.

En el Escenario A, vigente al menos hasta el 4 de julio, los restaurantes operan con un horario de cierre máximo a las 23:00 horas y 75% de su aforo.

Se prevé que en próximos días el comité de especialistas actualice este lineamiento y emita el parámetro de regulación de actividades con el que el estado se regirá las próximas semanas.

La Canirac asocia a casi 800 restaurantes, localizados en gran medida en la zona metropolitana.

Lanzan convocatoria

En tanto, la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu) anunció que está vigente la convocatoria del Programa de Apoyo a Sectores Económicos (PASE), dirigida a restaurantes que se hayan visto afectados por la contingencia sanitaria.

Mediante el programa se otorga un apoyo único de 25,000 pesos a personas físicas y morales que cuentan con un restaurante provisto de licencia de funcionamiento que sea correspondiente a este giro y que esté vigente al 2020.

estados@eleconomista.mx