Elementos del Grupo Beta de Protección a Migrantes rescataron este fin de semana a 50 migrantes nacionales, que en su intento por llegar a los Estados Unidos se perdieron en la zona denominada El Huérfano , en el desierto de Sonora.

Se trata de 42 hombres, siete mujeres y un menor varón, quienes manifestaron su deseo de regresar a sus comunidades de origen ante la imposibilidad de poder continuar su camino hacia el vecino país del norte, informó la Secretaría de Gobernación.

Destacó que tras ser localizados, el Grupo Beta de Sonoyta les proporcionó agua y alimentos, en tanto que recibieron atención médica de inmediato, debido a que la temperatura en esa zona era casi de 40 grados.

La Segob detalló que tras el examen médico, ninguno de los migrantes presentó deshidratación o problemas de salud de gravedad y fueron enviados a Sonora, donde se les facilitó realizar llamadas para comunicarse con sus familiares y opciones de transporte para regresar a sus localidades.

Salvo el menor que recibió atención especial de Oficiales de Protección a la Infancia, el resto fueron enviados en transporte público federal rumbo a sus entidades de origen, entre ellas, Oaxaca, Veracruz, Guerrero, Guanajuato, Estado de México, Puebla Querétaro y Zacateas.

Con estas acciones de apoyo a migrantes, a través de los Grupos Beta, ubicados en diferentes entidades, el Instituto Nacional de Migración (INM) refrendó el compromiso del gobierno federal de velar por la seguridad e integridad de los migrantes nacionales y extranjeros.

DOCH