En el 2014, las remesas familiares que captó Querétaro cayeron 3.6% frente al 2013, con un monto total de 394.5 millones de dólares, informó el Banco de México (Banxico). De acuerdo con su reporte trimestral, el flujo de divisas se vio afectado por una baja anual de 25.5% durante el cuarto trimestre del 2014.

En el periodo octubre-diciembre del 2014, Querétaro registró un ingreso de 105.6 millones de dólares por remesas familiares, lo que representa una disminución de 25.5% en comparación con el mismo trimestre del 2013, cuando obtuvo 141.9 millones, detalló el organismo.

El estado logró una recuperación en el flujo de remesas de enero hacia el tercer trimestre del año, e inclusive en octubre-diciembre registró un incremento frente a julio-septiembre, de apenas 0.6 por ciento.

Sin embargo, a pesar del incremento, al cierre del año estos ingresos no alcanzaron a tener el mismo dinamismo que en el 2013 en el estado.

Por otro lado, en los últimos ocho años Querétaro no ha retomado el nivel que mostró durante el 2006, cuando llegó a 484.1 millones de dólares, su punto máximo en el registro del banco central mexicano, desde el 2003.

Del 2009 al 2014 el ingreso estatal promedio es de 380 millones de dólares.

Contraste nacional

En contraste, el flujo de divisas, en su mayoría provenientes de Estados Unidos, a nivel nacional aumentó 7.8% anual al cierre del 2014, con un monto total de 23,606.8 millones de dólares, según el banco central.

Si bien hay un dinamismo de la economía estadounidense, ésta va hacia otros sectores y no propiamente a los que tradicionalmente le daban empleo a los migrantes , comentó César Augusto Lachira Sáenz, catedrático de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

Lo anterior es lo que ha repercutido en los ingresos que obtienen los connacionales en el vecino país y que se refleja en un menor flujo de remesas a la entidad.

Lachira Sáenz sostuvo que si bien en Estados Unidos se ha combatido el desempleo, cuya tasa ha bajado alrededor de 80%, esta recuperación no se ha generado de igual forma en sectores como el agropecuario o de servicios, que es donde se emplean regularmente los migrantes.

El mayor impulso se ha generado en sectores como el financiero o en la industria, en los cuales hay una menor participación de esta fuerza laboral.

Así, el especialista advirtió que hay economías locales, como en el caso de Huimilpan, donde la baja en las remesas impacta directamente de forma negativa.

Al caer las remesas hay un decaimiento de la economía interna, entonces claro que está afectando y eso lo vemos también en el incremento de la pobreza y la extrema pobreza en algunas comunidades , informó.

Según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), entre el 2004 y 2012 México tuvo una disminución de la pobreza de alrededor de 2 por ciento.

El especialista en economía refirió que la situación sobre las remesas continuará durante los siguientes meses, dada la tendencia del mercado laboral estadounidense.

Durante este 2015 va a continuar esta situación. Es probable que para finales de año se genere un cambio en el panorama. No obstante, los mejores trabajos se están dando en sectores donde no se incorpora la mano de obra de migrantes , advirtió Lachira Sáenz.

[email protected]