Luego de que Querétaro registrara un aumento en la reinversión de utilidades de las empresas con capital extranjero, durante tres años consecutivos, en el 2014 dicho segmento presentó una caída de 46% en el periodo enero-septiembre del año pasado, de acuerdo con la Secretaría de Economía federal.

Los últimos datos registrados de la Dirección General de Inversión Extranjera (DGIE) de la dependencia indican que la reinversión de utilidades pasó de 128.6 millones de dólares en los primeros nueve meses del 2013 a 69.2 millones en el mismo lapso del 2014.

Tan sólo en el tercer trimestre del 2014, el flujo de capital por este concepto en Querétaro cayó 90% anual, al disminuir de 53.7 millones de dólares a 5.4 millones entre julio-septiembre del 2013 y el mismo periodo del año pasado.

Es por la propia incertidumbre, cuando hay incertidumbre los inversionistas retiran utilidades, eso es normal y está ocurriendo en todas las economías emergentes , aseguró César Augusto Lachira Sáenz, catedrático de la Universidad Autónoma de Querétaro.

El estado venía de una tendencia al alza en este ámbito; por ejemplo, en el 2011 la entidad registró una reinversión de utilidades de 12.4 millones de dólares, a partir de un saldo negativo de -24.1 millones de dólares en el 2010, según la DGIE.

Para el 2012, dicho segmento tuvo un aumento anual de 327%, al registrar un monto de 53 millones de pesos, y en el 2013 el incremento fue de 139% respecto del año previo, con un flujo de 126 millones de dólares.

Lachira Sáenz comentó que la situación económica mundial ha incidido en una mayor cautela por parte de los inversionistas.

En este sentido, aspectos como la caída en los precios del petróleo, y en México la devaluación del peso frente al dólar, han provocado que los empresarios sean más precavidos.

Auguran recuperación

El especialista estimó que dadas las condiciones generales, esto es una situación normal que mejorará en el transcurso de los próximos meses, cuando también la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) decida sobre su tasa de interés.

En los próximos meses, agregó, sí va a haber incertidumbre, y esto se va a asentar en el mes de abril cuando la Fed decida nuevamente si sube o no las tasas de interés. Muchos inversionistas están a la espera de esa fecha para decidir dónde mantienen sus capitales.

De esta forma, consideró que una de las alternativas para retener las inversiones en el país es que aumenten las tasas de interés en niveles similares que en Estados Unidos; además, se debe permitir la fluctuación del peso -en un nivel de entre 14 y 15 pesos por dólar- para mantener la competitividad de los productos nacionales en el exterior.