El pleno del Congreso del estado aprobó por mayoría la creación de una ley de Grúas y Lugares de Depósito del Estado de Querétaro que, entre otras cosas, crea un reglamento para meter en cintura a las empresas concesionarias de esos servicios.

La Ley establece que, a partir de enero de 2012, el Ejecutivo del estado, a través de la Secretaría de Gobierno, será el encargado de otorgar, negar, refrendar, revocar, suspender y extinguir concesiones para la prestación de los servicios públicos auxiliares a que se refiere

La misma autoridad será la responsable de autorizar tanto las tarifas de las grúas como de los llamados corralones, así como de revisarlas y, de ser necesario, ajustarlas anualmente.

De acuerdo con la nueva ley será requisito para los concesionarios de los depósitos de vehículos o corralones contar con un predio cuya superficie mínima sea de 5,000 metros cuadrados, el cual deberá disponer de los recursos materiales, técnicos, económicos, tecnológicos y de organización, suficientes y adecuados para brindar el servicio.

En entrevista, Raúl Barrón Ortega, presidente de la Asociación Queretana de Concesionarios del Servicio Público de Arrastre, Salvamento y Depósito de Vehículos, dijo que esta ley trae beneficios para los concesionarios toda vez que ahora sí podrán desalojar estos depósitos de vehículos que se encuentran saturados de autos cuyos dueños no han recogido.

En la actualidad, hay al menos 6,000 vehículos abandonados en 13 corralones a nivel estatal.

El abandono de los vehículos se debe a que el costo de la pensión por el tiempo transcurrido es demasiado (costosa) y la gente opta por abandonarlos , dijo en entrevista.

En cuanto a las grúas, expuso que la ley permitirá regular el servicio pues al menos 20 empresas con 200 grúas operan de manera ilegal en todo el estado, lo que provoca una competencia desleal.