El presidente de la Comisión de Planeación y Presupuesto del Congreso local, Eric Salas González, indicó que en el 2016 no debe ser problema para las administraciones municipales los problemas financieros en materia de pago de prestaciones a sus trabajadores.

Destacó que lo anterior se debe a que ya se aprobaron y publicaron las modificaciones a la ley para el manejo de los recursos públicos del estado en materia de disciplina financiera, en las que se prevé que a inicios del 2016 los municipios abran una cuenta para que cada mes se hagan aportaciones a la misma y se destinen al final de año para el pago de compromiso con los trabajadores.

Dicha cuenta deberá de reportarse a la Entidad Superior de Fiscalización (ESFE), dio a conocer el legislador del Partido Acción Nacional.

Los municipios tienen que ir aportando cada mes a una bolsa y esa va a ser intocable. Lo dirigimos a la ley de responsabilidades de los servidores públicos, para evitar que se gaste el dinero, tienen que demostrar dicha cuenta a la ESFE , sostuvo.

El funcionario público que incurra en una falta similar podrá ser objeto de una sanción, que va desde la inhabilitación, la reposición del daño o el juicio político.

Las sanciones se encuentran dentro de la ley para el manejo de los recursos públicos en un apartado. Sí hay consecuencias, porque los funcionarios que incurran en este tipo de disposiciones pudieran incurrir en la inhabilitación, resarcimiento del daño y juicio político , comentó Eric Salas.

Prevención ante faltante

Con lo anterior, destacó, se pretende que las demarcaciones cuenten con una mejor organización y eviten, cada cierre de ejercicio fiscal, pedir adelantos en sus participaciones federales, además de impedir que con los cambios de administración, previstos cada tres años cuenten con problemas financieros y cumplan con las disposiciones laborales de cada trabajador. Dichas situaciones se suscitaron este último periodo.

Otra de las cuestiones que se prevé dentro de estas modificaciones aprobadas recientemente es la de contar con un sistema de alertas de endeudamiento, en el que cada ayuntamiento deberá de reportar a la ESFE cómo se encuentra en materia de ejercicio de los recursos públicos y en qué rubros no ha podido generar los pagos adecuados, principalmente con proveedores.

arlene.patino@eleconomista.mx