Las entidades ubicadas en el norte de México registraron los mejores resultados en su nivel de actividad económica durante el primer trimestre del año. El dinamismo registrado en las actividades secundarias combinado con estabilidad en las actividades primarias y terciarias impulsó el crecimiento de la región.

Sinaloa encabezó los crecimientos, de la región y a escala nacional, el Indicador Trimestral de Actividad Económica Estatal (ITAEE) en este estado incrementó 6.1% en su comparación anual, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Enseguida se posicionó Nuevo León con un crecimiento de 3.3% a tasa anual, Chihuahua con 2.7%, Baja California con 2.5%, Baja California Sur con 2.4%, Durango con 1.8%, Tamaulipas con 1.6%, Coahuila con 0.7% y Sonora con 0.009 por ciento.

Sólo exceptuando a Sonora, el resto de los estados de la región norte presentaron una expansión económica significativamente superior al resultado nacional. México creció apenas 0.1% durante el primer trimestre del año.

Bajío pierde fuerza

La región del Bajío, que en periodos previos había mostrado expansiones económicas pronunciadas, mostró una desaceleración importante en el inicio del 2019. Querétaro fue el único estado de esta zona que incrementó su nivel de actividad económica, el resto de las entidades perdieron ritmo económico.

La caída más pronunciada de actividad económica en el Bajío se presentó en Zacatecas, con una contracción de 4.1% en comparación anual. Le siguieron las caídas de Aguascalientes (1.2%), Guanajuato (1.0%) y San Luis Potosí (0.7 por ciento).

Destacan Yucatán y Colima  

En el top cinco de entidades que registraron las expansiones económicas más pronunciadas se encuentran tres estados norteños (Sinaloa, Nuevo León y Chihuahua) en la primera, segunda y quinta posición.

El tercer y cuarto lugar lo ocuparon Yucatán y Colima con crecimientos de 3.1 y 2.9% respectivamente, lo que implicó aumentos significativamente superiores a la media nacional.

En Colima, las actividades industriales, manufactureras, de construcción y generación de energía, así como las agropecuarias impulsaron de manera importante el resultado positivo. Por su parte, en Yucatán, el sector agropecuario, los servicios y el comercio fueron los rubros que presionaron al alza su nivel de actividad económica.

Tabasco alcanza nuevo mínimo

En los primeros tres meses del año se registró una caída de 10.9% en el nivel de actividad económica de Tabasco, alcanzando un nuevo mínimo histórico. Desde que se tienen registros en el Inegi (1981) el estado no presentaba una contracción económica tan pronunciada.

Con este resultado el estado ligó tres años consecutivos con contracciones económicas cada vez más importantes. El debilitamiento del sector minero y de otras actividades secundarias presiona negativamente la economía en Tabasco debido a su alta dependencia de estos sectores.