El inicio del 2015 está siendo sumamente complicado para un sinnúmero de empresas que han facturado sin cobrar, afirmó el presidente de la Asociación de Fiscalistas del Estado de Querétaro (AFEQ), Manuel Ríos Zúñiga.

Consideró que las empresas han desviado su atención hacia el cumplimiento de los requerimientos de la reforma fiscal, dejando a un lado la recuperación de efectivo, la cual ha presentado retrasos ante un menor dinamismo de la economía.

Esta situación, incluso, ocasionó problemas para cubrir el pago de aguinaldos en diciembre del 2014, sobre todo en el caso de las personas morales. A la vez, en enero de este año, la misma circunstancia podría afectar el pago de diversas obligaciones de las compañías, como la tenencia y el predial.

A poco más de un año de la aplicación de las modificaciones fiscales, Ríos Zúñiga declaró que se trató de una transformación necesaria, pero que tomó por sorpresa a las empresas, pues algunas aún atraviesan por el proceso de adaptación, dado que no se encontraban preparadas para sortear los cambios que implicó la reforma.

Era una reforma necesaria, pero no en el momento en el que la vinieron a disponer , expresó el fiscalista.

De acuerdo con Ríos Zúñiga, muchos de los efectos de la reforma fiscal impactaron de forma negativa al gremio empresarial y con ello a la economía nacional.

La deducción inmediata que se eliminó y la no deducibilidad al 100% de la nómina fueron verdaderos lastres para las empresas en el 2014, y los efectos se van a ver todavía más en el 2015 , advirtió el presidente de la AFEQ.

Contabilidad electrónica

Estimaciones de la AFEQ indican que a la fecha alrededor de 60% de los contribuyentes con ingresos mayores a 4 millones de pesos está listo para integrarse a la contabilidad electrónica.

Dicha contabilidad contiene el catálogo de cuentas con que opera la empresa según su giro, además de la balanza de comprobación que lleva todos los saldos contables de las compañías: se trata de una radiografía de la empresa, precisó Ríos Zúñiga.

La autoridad suavizó las disposiciones fiscales en ese sentido, al mandar para el 2016 a los contribuyentes con ingresos menores a 4 millones de pesos al año. Con esta excepción muchos contribuyentes entran a esta dinámica hasta el siguiente año, pero los que rebasaron los ingresos de 4 millones entran a partir de enero de este año , recordó.

La contabilidad electrónica, según el fiscalista, ha implicado una transición muy importante para contadores y empresas, en virtud de que la información que se va a proporcionar a las autoridades abarca todo su estado financiero.

La otra parte va a ser ver si el portal del SAT va a estar disponible en el mes de marzo, cuando empecemos a subir la contabilidad electrónica , añadió.

Adelantó que hoy la AFEQ sostendrá una reunión con el administrador del SAT en Querétaro, Guillermo Corona Salinas, para tratar diversos temas, siendo uno de los centrales el de contabilidad electrónica.

lourdes.duran@eleconomista.mx