Guadalajara, Jal. Tras advertir que la reforma eléctrica que impulsa el presidente Andrés Manuel López Obrador “ocasionará un suministro de energía de menor calidad y a costos mayores para la población”, el sector empresarial del estado llamó a los diputados federales por Jalisco a votar en contra de la iniciativa.

El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en la entidad, Carlos Villaseñor Franco, indicó que la reforma eléctrica “retorna varias décadas de progreso con la continuación de la quema de carbón y combustóleo (...) el gobierno tendrá que aumentar los subsidios para evitar que los recibos suban”.

Según cifras del sindicato patronal, debido a la política energética implementada por Jalisco, a través de la creación de la Agencia de Energía y la implementación del Plan Estatal de Energía, sólo en el primer semestre de este año el estado captó 29.7 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa (IED) en el sector energético.

En tanto, en el 2019, el flujo de inversión llegó a representar 8.7% del total de la IED que atrajo la entidad durante ese año, lo que supuso la captación de 135 millones de dólares.

Carlos Villaseñor indicó que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) “no dispone de la capacidad operativa para abastecer el suministro de energía, lo que se traduce en desabasto, apagones y tarifas cada vez más caras”.

En tanto, para las empresas, dijo, un aumento de costos de electricidad provocará que los bienes y servicios suban de precio mismo que tendrá que repercutirse al consumidor final y entonces “el golpe también lo recibirán las familias”.

Refirió que la forma de obtener energía a precios justos es apostando por energías limpias y plantas modernas de generación energética.

estados@eleconomista.mx