Trabajadores del estado de Tlaxcala están inconformes por la aprobación de la reforma a la Ley de Pensiones Civiles, por parte de la Cámara de Diputados de la entidad.

Integrantes del la sección 55 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), dirigida por Armando Ramos Flores y burócratas agremiadas al Sindicato 7 de Mayo están en contra de las modificaciones realizadas al sistema de retiro de la entidad.

De acuerdo con información del Instituto de Pensiones Civiles de Tlaxcala, entre los cambios realizados destaca el incremento en la edad para pensionarse y el incremento de 100 % en las aportaciones.

Hasta el año pasado los burócratas de Tlaxcala se pensionaban a los 53 años de edad, sin embargo con las modificaciones, recientemente aprobadas por la Cámara de Diputados del estado, se espera que los empleados se pensionen a los 60 años (hombres) y 58 años (mujeres).

Cabe señalar que el incremento en la edad para retirarse no aplicará para las personas que ya tienen derecho a pensionarse y para los trabajadores que tienen 27 años de servicio, el aumento será gradual.

Las reformas a la Ley aplican tanto a las generaciones actuales como para los futuros trabajadores, en éstas personas el cambio es mayor, porque deberán laborar más años; de acuerdo con el régimen, se podrán retirar hasta los 65 años de edad

Sobre el aumento de 100 % en las aportaciones, en los trabajadores pasarán de 6 % a 12 % y en las contribuciones que realiza el gobierno de 9 % y del 18 por ciento.

Actualmente Tlaxcala es la primera entidad donde las modificaciones al esquema de pensiones aplican para las generaciones actuales.

Hasta la fecha 13 estados de la República Mexicana han realizado modificaciones a sus sistemas de retiro, los cuales sólo aplican a los nuevos trabajadores.

Entre los cambios realizados destacan reformas en la edad para jubilarse, por ejemplo se establece que deben cumplir entre 60 y 65 años para obtener una pensión, cuando antes sólo bastaba tener 25 y 30 años de antigüedad laboral.