Cancún, QR. Aunque aún falta la aprobación del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, el delegado estatal de Programas Estratégicos de Desarrollo del gobierno federal en Quintana Roo, Arturo Abreu Marín, adelantó que están proponiendo reducir de 73 a 24 las delegaciones federales en la entidad.

Explicó que no se trata de la desaparición de las dependencias, sino la concentración de sus funciones en las 24 sobrevivientes para eficientar el gasto.

“Estamos esperando que este mes se decida todo, aunque independientemente de eso, ya estamos ejerciendo con poco personal, no vamos a dejar la situación como está”, indicó el funcionario.

De las 73 dependencias federales, 65 eran las que tenían funciones sustantivas. “El último dato que tenemos es que van a quedar 24, que van a ser controladoras de las funciones de las 73 que actualmente existen”, ahondó.

La decisión del esquema final que quedará en cada uno de los estados será decisión exclusiva del presidente y se dará conocer entre hoy y el 1 de julio próximo, aseguró Abreu Marín.

Para las 24 dependencias sobrevivientes en Quintana Roo, reveló que él mismo ha hecho propuestas de personas para ocuparse de las titularidades, sin embargo, “no me hicieron caso de los nombres que mandé”.

Salvo los despidos a nivel nacional que se aplicaron al Sistema de Administración Tributaria, “nosotros no hemos despedido a nadie”, añadió.

El organigrama que podría quedar aprobado en las próximas semanas por el gobierno federal divide en cinco sectores las áreas en las que estarán enfocadas las 24 delegaciones federales que se mantendrán: unidad de administración y confianza, jurídico y anticorrupción; sector seguridad y gobierno; sector comunicaciones y energía; sector economía, finanzas y administración, y sector bienestar social.

En agosto del 2018, cuando Abreu Marín recién había sido nombrado delegado para Quintana Roo, ya había adelantado que una de las primeras acciones de gobierno iba a ser la de iniciar con la eliminación de más de 70 delegaciones federales establecidas en Quintana Roo.

“Sólo permanecerán las que sean absolutamente indispensables, pues hay algunas que tienen grandes instalaciones, pero apenas ocupan 10 o 15% de los inmuebles que rentan”, sostuvo entonces.

Adelantó además que se eliminarán todos los puestos de confianza de las dependencias federales, pero no se tocarán los puestos sindicalizados ni las plazas federales de base.

[email protected]