Puebla, Pue. Alrededor de 20,000 litros de gasolina son asegurados a la semana por parte de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP); en la zona oriente del estado es donde han detectado mayor movimiento de vehículos con este producto robado.

El titular de esa dependencia estatal, Jesús Rodríguez Almeida, comentó que en los últimos meses rebasan los 100,000 litros los decomisados, además de que se ha detenido a 25 personas y se han ubicado tres inmuebles donde se almacenaba el líquido.

Puntualizó que no son focos rojos, pero sí necesitan redoblar la vigilancia, porque hay ocho municipios por donde pasan los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), en los cuales la policía local no puede enfocar su atención en inhibir a los grupos delincuenciales y descuidar al resto de la población.

Mencionó que trabajan de manera coordinada con los ayuntamientos y las fuerzas armadas, pero sólo pueden hacer algunos recorridos aleatorios.

Hace falta seguridad

Rodríguez Almeida expuso que ni la propia seguridad física de Pemex puede frenar ese problema, pues están conscientes de que los grupos delincuenciales pueden vulnerar los ductos de combustible en cualquier punto y no ser vistos, a menos que los ciudadanos denuncien.

En el municipio de Acatzingo, que está pegado a la autopista Puebla-Veracruz, el edil Carlos Alejandro Valdez Tenorio, solicitó la presencia del Ejército Mexicano y, de las autoridades federales para blindar esa demarcación, pues en lo que va del año han detectado 15 tomas clandestinas.

Con respecto a este tema, que involucra a muchos municipios, ya hemos logrado detectar 15 tomas clandestinas a partir de febrero del 2014 a la fecha , sostuvo.

El mandatario solicitó la intervención del Ejército Mexicano y de las autoridades federales para incrementar los operativos en toda la franja de la carretera y con ello combatir este problema que también en otros municipios aledaños se presenta como son Tepeaca, Tecamachalco, Palmar de Bravo y Quecholac.

Lo más lamentable, admitió, es que los grupos delincuenciales no sólo provienen de otros estados, sino de la misma región, ya que han detectado que personas vecinas de Huixcolotla se dedican al robo indiscriminado de combustible y la llegan a vender a pie de carretera.

[email protected]