Querétaro, Qro. Después de la caída en actividad que presentó la industria aeroespacial, con motivo de la pandemia, el proceso de recuperación inició este año, el cual que avanza lentamente tanto en términos productivos como en recuperación de empleo.

Reanudar ha sido difícil y tomará tiempo, entre un mediano y largo plazo para retomar niveles prepandemia, refirió el director general del Aeroclúster de Querétaro, José Antonio Velázquez Solís.

Sin embargo, los desfases en las cadenas de suministro global han sido una oportunidad para las pequeñas y medianas empresas (pymes) locales que están en recuperación y que han comenzado a recibir órdenes de trabajo y cotizaciones para cubrir los huecos que dejaron empresas afectadas por la pandemia.

“La industria está conectada a nivel global, todo lo que sucede en una región impacta en el país y en Querétaro. En términos de recuperación, se abren oportunidades de negocio interesantes, derivado de que algunas empresas a nivel internacional ya no fueron capaces de suministrar a sus compradores; esas oportunidades en algunos casos las aprovechan nuestras empresas pymes que están recibiendo solicitudes de cotización”, refirió.

Dentro de las empresas socias del clúster, alrededor de 60% son pymes; entre ellas se enlistan las que han comenzado a tener requerimientos en materia de maquinado, inyección de plásticos, componentes y en servicios de ingeniería.

La reactivación del sector comenzó con un mayor dinamismo este año, luego del freno que trajo el 2020 a la industria. Inicialmente, el tiempo de recuperación proyectado era de tres años, pero tras el avance de la contingencia se estima pueda oscilar entre tres y 10 años.

Las grandes empresas resintieron aún más el impacto global a la industria, debido a que sus capacidades de producción y de plantillas laborales es mayor; por el contrario, para las pymes que han podido amortiguar los efectos al contar con una estructura menor.

A través del clúster se lanzó una iniciativa para vincular a personas del sector que están en busca de empleo, al tratarse de talento que perdió su trabajo por la pandemia. De febrero a la fecha, el clúster ha recibido 850 perfiles de los 32 estados que están en busca de una oportunidad de empleo en Querétaro.

El Aeroclúster de Querétaro está en el proceso de estudiar el impacto de la pandemia en la industria local, al ser la aviación civil una de las más afectadas en el mundo.

Estudio de afectaciones

En el último estudio realizado por el clúster, antes de la pandemia, las ventas anuales rondaban en 1.3 billones de dólares, empleando a alrededor de 10,000 personas. A partir del 2020 no fue posible realizar este estudio debido a que la prioridad de las empresas era subsistir, por lo que este año se hará el levantamiento de la información correspondiente a los años 2019 y 2020.

Para hacer frente al proceso de recuperación, el clúster ha trazado estrategias como el diseño de programas de capacitación, donde se aprovechara de los tratados de libre comercio.

Incursionar en la industria de defensa es una de las vertientes de recuperación que visualiza el sector.

Acelerar el proceso de recuperación en la industria local está ligado con estas estrategias, así como implementar programas que fomenten las exportaciones, la diversificación de mercados e incursión en unidades de negocio.

En este proceso también juega un papel elemental la iniciativa que ha planteado el presidente del Aeroclúster, Juan Carlos Corral Martín, de crear la primera empresa aeronáutica de capital mexicano.

En coordinación con el Centro Nacional de Metrología y el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del IPN se prevé el desarrollo de tecnología que genere confianza en los pasajeros y abonar a que se reactive la aviación.

La cuarta edición de la Feria Aeroespacial México también se visualiza como un incentivo para la recuperación de la industria. El clúster queretano ha confirmado su participación.

estados@eleconomista.mx