Al menos dos obras de infraestructura carretera equivalentes a 180 millones de pesos fueron canceladas por la Federación, informó el director del Centro de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en Querétaro, Ricardo Ortiz Estrada.

La ampliación a cuatro carriles de los caminos Cadereyta-San Joaquín y Ezequiel Monte-Villaprogreso carecen de algunos elementos, como el estudio de impacto ambiental o el de costo-beneficio, lo que aunado al reajuste presupuestal que realizó la Federación en días pasados, fueron razones necesarias para suspender las obras. La primera representaba una inversión de 100 millones de pesos y la segunda 80 millones.

En la tabla

Además de éstos, podría ser cancelada la modernización del camino de Santa Bárbara-El Vegil, en el municipio de Corregidora, con una inversión de 280 millones de pesos.

Por otro lado, la modernización de caminos en la Sierra Gorda, con montos por 40 millones de pesos, también podría ser cancelada o pospuesta.

El funcionario advirtió que aunque existió un recorte, el presupuesto es mayor en 11% respecto del año anterior.

Si bien se solicitó en un principio presupuesto por 1,312 millones de pesos, este 2016 se ejecutarán 818.5 millones de pesos, es decir, 38% menos de lo requerido a la Federación.

De 770 millones de pesos que ejercimos durante el 2014, pasamos a 820 millones de pesos este año. Hubo un recorte a principio de año y con el transcurrir de los meses fueron incrementándose los recursos; tenemos 11% más del presupuesto este año , sostuvo.

En puerta

Dentro de las obras proyectadas para este año, se encuentra la puesta en marcha del libramiento Apaseo-Palmillas, cuyo avance es de 55%, la cual requirió de una inversión de 5, 251 millones de pesos.

Durante este año, la SCT continuará y pondrá en operación la construcción del libramiento Apaseo-Palmillas de más de 86 kilómetros, nueve entronques y dos puentes que están en proceso de construcción; tenemos fijada la fecha del 20 de noviembre para poner en operación el libramiento , adelantó Ricardo Ortiz.

arlene.patino@eleconomista.mx