Una política de recaudación de impuestos más eficiente y los ahorros presupuestarios son las principales acciones que han permitido que las finanzas de la Ciudad de México “se encuentren sanas y estables”, aseguró la titular de la Secretaría de Administración y Finanzas de la entidad, Luz Elena González Escobar.

En comparecencia ante el pleno del Congreso de la capital, explicó que estas estrategias se deben a que se quiere optimizar la distribución de recursos y por el escenario de desaceleración económica a nivel mundial, a fin d evitar una afectación a la economía más grande del país.

“A nadie se le escapa que el desempeño de la economía planetaria es preocupante y que se han disparado fuerzas que contrarrestan el dinamismo de las economías, especialmente en Europa, en China, en América Latina, e incluso ya se hacen sentir en Estados Unidos”, acotó.

Indicó que en los primeros 10 meses de la administración de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, se impulsó una política de recaudación “más eficiente, pero sobre todo más justa, con una lógica tributaria progresiva en la que paguen más, quienes más tienen”.

Entre las acciones implementadas, señaló, destaca el programa Ponte al Corriente, en el que se ofrecía la condonación de adeudos, multas, recargos y gastos de ejecución anteriores al 2013, con la puesta al corriente de sus contribuciones a partir del 2014 a la fecha.

“Este programa tuvo una aceptación y éxito (...) Pusimos al corriente en estos meses a 769,754 cuentas, inmuebles que en su momento no estaban pagando los impuestos y que ahora ya se encuentran al corriente”, indicó.

“Estamos trabajando también para incrementar los ingresos (...) Echamos a andar una aplicación móvil para teléfonos inteligentes denominada Pagos de Tesorería que permite acceder a los servicios de pago en línea. También se instrumentó un programa de fiscalización para detectar aquellos contribuyentes que no están cumpliendo”, agregó.

Estructura sólida

González Escobar añadió que se trabajó en coordinación en materia fiscal con el gobierno federal, con el programa Súmate, que busca la incorporación de personas físicas y morales a la base fiscal a partir de incentivos.

Por estas acciones, afirmó, la Ciudad de México actualmente “es la entidad que muestra la estructura tributaria más sana de toda la Federación, 49.5% de sus ingresos son generados por ella misma. No hay otra entidad que tenga esta composición y esta eficacia en su obligación de recaudar”,

La secretaria informó que hasta el segundo trimestre del año, los ingresos totales de la ciudad ascendieron a 123,425 millones de pesos, con lo cual se superó la meta inicial por más de 1,667 millones.

“Estamos por entregar el tercer trimestre de la cuenta pública, donde se refleja que estamos ya por arriba de los ingresos presupuestarios en más de 3,800 millones de pesos. Los ingresos locales recaudados a septiembre, por lo tanto, están por encima de lo programado, contabilizarán más de 73,600 millones impulsados principalmente por la recaudación del impuesto sobre nóminas, el Predial y los derechos de agua”, expuso.

Cambio gubernamental

Además de implementar “una política tributaria más estricta”, Luz Elena González expuso que se modificó la estructura gubernamental de los altos funcionarios y se eliminaron programas para destinar esos recursos a infraestructura.

“Cuando recibimos la administración encontramos plazas con áreas funcionales duplicadas con seguros de vida, etcétera (...) En efecto, redujimos la estructura de los altos mandos, fueron 1,711 plazas que cancelamos, 24% de éstas eran subsecretarías”, dijo.

Aseveró que por este orden de prioridades se ajustó el presupuesto de otras dependencias, “sea por reducción de su estructura o por la fusión de dependencias que buscó ahorro y no la duplicidad de funciones y presupuesto”.

“Por ejemplo, la propia Secretaría de Administración y Finanzas absorbió la Oficialía Mayor y ahora realizamos funciones y ejercemos otras facultades con una estructura global que se redujo 30%”, manifestó.

Señaló que por lo mismo, se implementó un nuevo modelo de adquisiciones (padrón de proveedores) basado en transparencia, cero tolerancia a la corrupción y máxima competencia.

“Recibimos de la administración pasada un padrón de proveedores de más o menos 1,000 proveedores (...) Al día de hoy, ya tenemos registro de más de 6,000, esto da transparencia y competencia”, expresó.

“Hemos alcanzado importantes ahorros que sí son para presumirse, ahorramos 300 millones de pesos en la contratación de seguros de la ciudad, en la contratación del servicio de fotocopiado, los precios disminuyeron 45%”, puntualizó.

Sobre la implementación presupuestal, acentuó que este año se destinaron 42,818 millones de pesos a las alcaldías, mediante una fórmula que considera tamaño de la población y superficie urbana.

[email protected]