Cancún, QR. El reporte de la Red de Monitoreo del Sargazo en Cancún actualizó su informe en el cual establece que un total de 24 puntos en todo el corredor de la Riviera Maya presenta recale excesivo del alga; en 24 horas cambió de 19 a 33 destinos de Quintana Roo en dicha situación.

De sur a norte los puntos afectados son Arco Maya, zona hotelera de Tulum, Punta Piedra, Tulum Ruinas, Tankah, Punta Soliman, Xcacel-Xcacelito, Chemuyil, Bahía Príncipe, Akumal, Kantenah, Xpu-Ha, Barceló Maya, Puerto Aventuras, Paamul, Punta Venado, Playacar y Playa del Carmen Fundadores, todos en la Riviera Maya.

También en semáforo rojo (excesivo) están Puerto Morelos, Bahía Petempich, Royalton Riviera, Moon Palace, Riviera Cancún y Cancún Playa Coral.

Mientras que en la isla de Cozumel, el sargazo excesivo está presente en Punta Molas y en las playas Xhanan, Bonita, Mezcalitos, Morena, Chen Río, San Martín, Bush y Celarain.

Esteban Amaro Mauricio, director de la Red de Monitoreo del Sargazo en Cancún, explicó que, aunque hay más puntos afectados con recale masivo, la situación fue más crítica durante abril y mayo con muchos sitios marcados en rojo a lo largo de todo el litoral quintanarroense.

Consideró que la estrategia de la Secretaría de Marina (Semar) está siendo insuficiente, al contar actualmente con un único barco para atender 700 kilómetros de playas turísticas en el estado.

“Prácticamente, los esfuerzos de la Marina se están viendo rebasados; me parece que la Marina tiene un barco y obviamente para los 700 kilómetros de costa de Quintana Roo no es suficiente. Si tenemos más de 100 puntos de interés turístico y tenemos un solo barco, no concuerda”, expuso.

El reporte de la Semar establece que en entre mayo y la primera quincena de julio recolectaron 38,892 toneladas de sargazo, de las cuales 218.85 han sido en altamar, con ayuda de 7,917 personas, de manera manual y con bandas, barredoras y sargaceras.

El Plan General de Atención al Sargazo, que implementó el gobierno federal, contempla el trabajo conjunto de la Semar con autoridades estatales y municipales, así como la participación de la sociedad civil, en acciones que contribuyen a mitigar las afectaciones económicas, turísticas, ecológicas, ambientales y sociales, derivadas de este fenómeno.

El reporte de la Semar establece también que ha desplegado un buque de aprovisionamiento logístico fondeado en las inmediaciones de la Quinta Región Naval, con sede en Isla Mujeres, como plataforma de apoyo a las operaciones que realiza el personal de la Armada de México.

Asimismo, se cuenta con un buque de investigación para realizar operaciones de contención de sargazo, con equipo especializado de contención de hidrocarburos. También se dispone de una patrulla oceánica y una embarcación tipo Defender para apoyar en el tendido de las barreras de contención de hidrocarburos, así como de embarcaciones menores.

En las operaciones terrestres, elementos de la Armada efectúan la recolección con palas y carretillas del sargazo que sea contenido por las barreras tendidas sobre la línea de costa.

De igual manera, personal naval especializado en programas contra la contaminación del mar realiza el tendido de las barreras a lo largo de la línea de la costa y las reubica de acuerdo con las necesidades y coordinaciones efectuadas con las dependencias correspondientes, haciendo uso de embarcaciones menores asignadas.

Es decir, tal como lo comentó Amaro Mauricio, sólo un barco se dedica a la recolecta del alga en altamar, mientras el otro realiza funciones de investigación científica.

La Semar anunció además que a mediano plazo se tiene planeada la construcción de barcazas sargaceras en astilleros de la Marina; asimismo, se prevé la adquisición de barreras con las características adecuadas para la contención del sargazo, así como de barredoras con características apropiadas para las playas del Caribe, amigables con el ecosistema.

Hasta el momento, la Semar no ha informado sobre el avance en la adquisición de las barreras ni en la construcción de las barcazas sargaceras, aunque durante la conferencia del presidente Andrés Manuel López Obrador, en Cancún, el secretario de Marina, José Rafael Ojeda Durán, aseguró que en un mes estaría lista la primera embarcación construida en astilleros de la propia dependencia para estos fines; este miércoles 24 de julio se cumple un mes de dichas declaraciones.

Piden apoyo a Benito Juárez

La alcaldesa de Benito Juárez (Cancún), Mara Lezama, informó que la Semar les solicitó recursos por un monto de 23.8 millones de pesos para continuar con el combate contra el recale de esta alga.

“El plan de ellos es recoger el sargazo en el mar; estamos esperando que nos digan cuándo llegan las barcazas sargaceras; nos pidieron en una primera parte 23.8 millones, estamos esperando que nos digan si será a través de lo que se recauda de Zona Federal Marítimo Terrestre o de dónde”, aseveró.

Dinero destinado

En junio pasado, durante su participación en el Encuentro de Alto Nivel para la Atención del Sargazo en el Gran Caribe, el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, indicó que mientras en el 2018 se invirtieron 332 millones de pesos para limpieza y contención del sargazo, para este año se alista una inversión con recursos estatales y municipales por 180 millones.

En el 2018, dijo, la aplicación de recursos se dividió en tres etapas: la primera con recursos federales, por un monto de 62 millones de pesos; la segunda, con 20 millones provenientes del gobierno del estado, y la tercera, por un monto de 240 millones, con una mezcla de aportaciones del gobierno del estado y del municipio de Solidaridad.

En total fueron retiradas 522,000 toneladas de sargazo en playas de siete municipios del estado, en los que se colocaron hasta 22 kilómetros de barreras de contención, además del despliegue de otras técnicas como el bombeo del sargazo a través de máquinas succionadoras, así como la limpieza a mano en las playas.

Esfuerzos privados

En tanto, el gremio hotelero desplegó desde abril de este año el llamado Protocolo de Puerto Morelos, el cual cuenta con la participación de empresarios, hoteleros, científicos y sociedad civil, cuyas acciones de protección abarcan 14 de 28 kilómetros de costa del municipio.

Carlos Gosselin Maurel, coordinador general del protocolo, señaló que incluye un programa de manejo integral, la recopilación de información científica, el monitoreo del volumen del alga que llega a las costas, la instalación de barreras antisargazo, la colecta de sargazo en mar y playa, así como su transporte, disposición e industrialización.

Añadió que el costo de la colocación de las barreras de contención es de 180 dólares por metro lineal.

[email protected]