Cancún, QR. El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, mantiene indefinido el nuevo esquema de promoción turística del estado, tras conocerse que las actuales oficinas de visitantes y convenciones enfrentan una deuda cercana a los 500 millones de pesos, heredada de la administración anterior.

La secretaria estatal de Turismo, Marisol Vanegas Pérez, dijo que en su más reciente visita a España, varias compañías a las que se les adeuda desde el sexenio anterior se acercaron para gestionar el pago de sus servicios.

La funcionaria explicó que aún no han comenzado a liquidar los adeudos, pero que el gobierno del estado ha garantizado que se liquidará a todas aquellas empresas que demuestren, con documentación, tener un adeudo con los fideicomisos de promoción del estado.

Detalló que, la administración anterior asignaba un presupuesto anual para promoción de 190 millones de pesos aproximadamente a la Oficina de Visitantes y Convenciones (OVC), pero era muy distinta esta asignación respecto de lo que se ejercía realmente, no sólo por la OVC, sino también por el Fideicomiso de Promoción Turística de la Riviera Maya.

Por tanto, para no dejar de hacer la promoción, lo que pasó fue que se contrajo muchísima deuda; esa deuda se va a pagar, previa presentación de los contratos y (con) las pruebas de los trabajos realizados. Es un trabajo que estará a cargo de la Secretaría de Finanzas .

Afirmó que la cifra exacta de la deuda por promoción turística es competencia de la Secretaría de Finanzas y Planeación, pero que ronda los 500 millones de pesos.

Nuevo organismo

Vanegas Pérez explicó que el retraso en la creación del nuevo Consejo de Promoción Turística del estado no se debe a que la deuda previa esté impidiendo extinguir los fideicomisos de promoción anteriores, sino que simplemente el gobernador está analizando cuál es el mejor esquema para hacer más eficiente el gasto para publicitar Quintana Roo.

Aunque agregó que la Secretaría de Turismo elaboró un esquema estructural en el que se mantienen las oficinas de promoción que ya existen (la Oficina de Visitantes y Convenciones, Fideicomiso de Promoción Turística de la Riviera Maya y el Fideicomiso de Promoción Turística de la Gran Costa Maya), pero con una nueva figura a la cabeza, que coordinará las acciones de los tres.

jvazquez@eleconomista.com.mx