El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, afirmó que la reactivación exitosa de la economía dependerá de la implementación puntual de una serie de medidas para contener la pandemia, lo cual implica que la población mantenga hábitos de higiene y prevención.

Dijo que lo que se busca es cumplir a cabalidad el plan de recuperación económica del estado, el cual está basado en gradualidad, orden y responsabilidad, tanto de las autoridades como de la población en general.

El mandatario explicó algunas de las medidas puestas en marcha, como la implementación de un sistema de geolocalización de casos de Covid-19 activos.

Mediante un portal en internet, es posible ubicar, por colonia, en dónde se encuentran los casos activos, con el fin de que la población y las autoridades tomen las medidas conducentes.

Asimismo, está activo un programa de señalización pública de los sitios considerados de alto contagio.

A través de mantas, lonas y anuncios, se alerta a la población de sitios con alta probabilidad de propagación del coronavirus, como centros comerciales, bancos, paraderos del transporte público.

Otra acción es el programa que los ciudadanos conocen como Los Chalecos Amarillos, que consiste en que grupos de personas, debidamente identificados y con paletas de señalización, recuerdan a la población la importancia de seguir hábitos de higiene y distanciamiento físico, así como el uso de cubrebocas, para evitar el contagio. Incluso una de sus tareas es acercarse a la gente que públicamente se aglomere para recomendarles hacer caso a las disposiciones para contener la pandemia. También reparten cubrebocas.

Se mantienen también los programas Médico en tu Casa y Médico en tu Chamba. El primero con el fin de acercar servicios de salud en los hogares de las personas, principalmente de grupos vulnerables, con medicamentos, para que no tengan que desplazarse hasta las unidades médicas.

En el caso de Médico en tu Chamba, se visitan más de 500 obras de construcción, principalmente de cuartos hoteleros y centros comerciales, para revisar los esquemas de higiene que realizan, lo cual implica que cuenten con la información y los implementos para evitar se propague la enfermedad. También se hacen diagnósticos de salud y se les da seguimiento, a fin de que esos lugares no se conviertan en focos de contagio.

estados@eleconomista.mx