Cancún, QR. En medio de la pandemia de Covid-19, Quintana Roo también enfrenta un elevado número de incendios forestales, que la colocan como la entidad más afectada por este fenómeno durante la actual temporada.

Según el reporte de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), la entidad es además la que tiene la superficie más afectada con poco más de 4,000 hectáreas siniestradas.

Según el reporte, los incendios activos son el del predio El Laurel, de 800 hectáreas; el del ejido Sabidos en el predio Los Cerros de 55 hectáreas; el del predio La Charra de 80 hectáreas; el de Toayacán, predio Sabanitas y el del predio El Provocado de 20 hectáreas, todos ellos en el municipio de Otón P. Blanco, en el sur del estado.

A ellos se suma uno más de 120 hectáreas en la zona conocida como Laguna Ucum (La Curva) en el municipio de Felipe Carrillo Puerto; el de El Quelite en el municipio de Felipe Carrillo Puerto de 3000 hectáreas; el de la Línea Las Torres en Cancún de 90 hectáreas; el de El Dorado de seis hectáreas en Solidaridad, así como el del predio Yhomac de 100 hectáreas en el ejido Kantunilkín, municipio de Lázaro Cárdenas.

La afectación suma un total de 4,285 hectáreas desde el extremo sur del la entidad hasta el extremo norte de la entidad.

El reporte de la Conafor establece que se han desplegado un total de 201 combatientes en los 10 siniestros de toda la entidad, logrando liquidar hasta 70% el siniestro de 3,000 hectáreas que se encuentra en el municipio de Felipe Carrillo Puerto

El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González hizo un llamado a evitar las quemas tradicionales de los agricultores.

El mandatario realizó un sobrevuelo en el que constató las labores de combate que realzan los tres órdenes de gobierno. Informó además que se constató cazadores furtivos realizan prácticas de encender fuego para hacer salir a sus presas.

El secretario de Ecología y Medio Ambiente en Quintana Roo, Alfredo Arellano Guillermo, también lanzó un exhorto para evitar que realicen estas prácticas ya que se está dañando a la naturaleza.

El reporte del 16 de abril a nivel estatal establecía que en el municipio Othón P. Blanco se registraron ocho conflagraciones, en el municipio Solidaridad, seis; en el municipio Benito Juárez una; en el municipio Lázaro Cárdenas, seis; y en el municipio Bacalar, seis.

Nueve de los incendios forestales fueron causados por cazadores, tres por quemas agropecuarias, cinco por quema de basureros, cuatro por fumadores, cuatro por derecho de vía y dos más por causas desconocida.

Situación nacional

El reporte a nivel nacional de la Conafor refiere que con corte de las 11:00 horas del lunes 20 de abril se registraron 42 incendios forestales activos en 16 estados del país, con una superficie afectada de 6,660.05 hectáreas. Adicionalmente, nueve han sido liquidados, es decir están completamente apagados.

Para su atención se encuentran trabajando un total de 1,723 combatientes, entre personal de la Conafor con apoyo de otras instancias.

Se reportan seis incendios forestales en seis áreas naturales protegidas: en  en el Parque Nacional - Cumbres de Monterrey, municipio de Santiago, en Nuevo León; en el Parque Nacional - Los Mármoles, municipio de Nicolás Flores, en Hidalgo; en la Reserva de la Biósfera - Sierra Gorda, municipio de Pinal de Amoles, en Querétaro; en el Parque Nacional - Cañón del Río Blanco, municipio de Acultzingo, en Veracruz; en el Parque Nacional - Cañón del Sumidero, municipio de Tuxtla Gutiérrez; y en la Reserva de la Biósfera - La Encrucijada, municipio de Villa Comaltitlán, en Chiapas, sin que ninguno represente peligro debido a la oportuna labor de los combatientes.

Hasta el momento la vegetación afectada es en su mayoría pastos y matorrales. Aún así, para evitar un mayor riesgo, se reitera el llamado a no hacer uso del fuego en las zonas forestales, ya que la temporada de estiaje se prevé fuerte.

estados@eleconomista.mx