La desaceleración económica nacional, la desaparición del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) y el recorte de recursos federales destinados al turismo fueron los principales detonantes para que los gobernadores de nueve estados se unieran con la finalidad de impulsar al sector turístico del país, y por consecuencia, promover el desarrollo económico y social de las entidades.

Esta unión estatal se materializó con el acuerdo estratégico Turismo como Motor de Prosperidad, que firmaron los mandatarios que integran la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional el viernes pasado, en el marco del tercer informe de Carlos Joaquín González, Ejecutivo de Quintana Roo.

En entrevista con El Economista, Joaquín González indicó que los estados que signaron la iniciativa representan alrededor de 60% de los turistas internacionales que llegan a México y más de 30% del turismo doméstico.

“Buscamos la atracción de inversiones público-privadas hacia el sector turístico, el trabajo en conjunto en materia de promoción, la asistencia a diversas ferias y eventos de tipo promocional que capten un mayor número de turistas (próximamente serán en Londres y Madrid), un intercambio de experiencias, alianzas e intercambios que permitan que los turistas puedan elegir entre alguno de estos estados, y sobre todo, encontrar las vías para que el crecimiento económico de las entidades, las principales en el país, tengan una mejor distribución de la riqueza turística que permita el restablecimiento del tejido social”, explicó.

“Ésa es la búsqueda de esta alianza, sustituir la falta del CPTM y de fondos para el sector turístico en materia federal”, detalló.

Los estados involucrados en este acuerdo, que representan 20% del Producto Interno Bruto (PIB) de México, son Yucatán, Aguascalientes, Baja California Sur, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Querétaro, Quintana Roo y Tamaulipas, cuya implementación estará a cargo de los secretarios de Turismo, quienes trabajarán en acciones que fortalezcan a la tercera actividad económica más importante en el país y que actualmente genera más de 7.5 millones de empleos.

Para tal fin se trabajará bajo 30 líneas de acción enmarcadas en seis ejes: alianzas en materia de inversiones; conexiones con el exterior; cultura turística y de hospitalidad; impulso al turismo sustentable; enlace con investigación, ciencia y tecnología, y fortalecimiento del tejido social, mismas que estarán coordinadas por la titular de la Secretaría de Turismo en Quintana Roo, Marisol Vanegas.

Sobre cómo manifestarán sinergias los estados involucrados en el acuerdo estratégico, por su ubicación, Carlos Joaquín dijo: “La idea es la combinación en las fronteras norte y sur del territorio nacional de productos turísticos, visitantes domésticos e internacionales, así como de la interacción de los diferentes tipos de turismo, como negocios y convenciones”.

Ejemplificó con Tamaulipas, “un estado que recibe una gran cantidad de turismo nacional principalmente en Semana Santa y verano, en donde llega una importante cantidad de visitantes provenientes de las entidades del norte del país y de la Ciudad de México; tiene la característica fronteriza que permite el turismo médico y de aventura”.

Los motivos

La iniciativa Turismo como Motor de Prosperidad surgió en un momento de debilidad económica.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, el PIB nacional creció 0.2% a tasa anual desestacionalizada, el peor resultado desde el 2009, año de la crisis económica y financiera.

A lo anterior se suma la desaparición del CPTM y la reducción de recursos que se prevé en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) del próximo ejercicio fiscal a la Secretaría de Turismo federal, de 44.7% real.

“Vemos un proyecto con problemas importantes en diferentes sectores, disminuciones que son importantes para Quintana Roo, el turístico, más de 42% abajo en el presupuesto, baja en el campo, que en la zona sur del estado es importante, reducción en la infraestructura carretera, primordial para los esquemas de comunicación. Evidentemente nos preocupa, estamos buscando la manera de pedir que se revise esta situación”, aclaró el gobernador.

“Es muy preocupante que durante los últimos años el PIB turístico ha ido en crecimiento y por primera vez cayó al inicio de año (0.6% anual); la incertidumbre por la salida del Consejo de Promoción Turística de México y la falta de recursos en apoyo promocional ha venido a generar una problemática en la llegada de turistas”, refirió.

“Evidentemente nos hace falta mucho los recursos por el pago de Derecho de No Residente, donde la mayor parte entra por el Aeropuerto Internacional de Cancún y que venían a darle apoyo a la promoción turística del país, y pues al no tenerlos disminuye la capacidad de promoción”, explicó.

“Hay una falta de crecimiento que es preocupante y que debería ser considerada, los estados estamos buscando alternativas al no tener esta disposición federal del apoyo al sector turístico”, manifestó.

Dirigente

No obstante, hay confianza en el acuerdo estratégico de turismo. Quintana Roo encabezará esta iniciativa.

El Aeropuerto Internacional de Cancún es el segundo lugar nacional en movilización total de pasajeros (17.0% de participación en los primeros siete meses del presente año), detrás de la Ciudad de México (31.5% de concentración), según cifras de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Aunque en el rubro de visitantes internacionales ocupa la primera posición, con una tercera parte de toda la transportación de pasajeros en las terminales aéreas de la República Mexicana.

Además, por ser el principal destino turístico de México, la entidad es la única en el país que cuenta con un organismo de promoción: Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo (CPTQR).

“Nosotros constituimos el CPTQR, reunimos los diversos fondos de promoción que había y los reunimos en un solo concejo, un solo apartado burocrático que evita gastos adicionales, está dando buenos resultados”, destacó Joaquín González.

También se suma que la entidad presentó un crecimiento promedio anual de su actividad económica de 5.0% a tasa anual desestacionalizada, en los últimos tres años, erigiéndose como el tercer estado con el mayor dinamismo (Baja California Sur y Aguascalientes completan el podio).

Otro punto trascendental es que el acuerdo panista afianzará las estrategias regionales.

“El turismo se tiene que manejar desde el punto de vista regional, es complicado tener un proceso basado en líneas estatales, la región siempre será fundamental porque se complementa bien, porque tiene atractivos distintos, porque el movimiento turístico genera un mayor ingreso para el país. Los procesos regionales son fundamentales, por ejemplo, Quintana Roo, Campeche y Yucatán a nivel regional representan una gran zona para el turismo nacional”, acotó.

Sargazo

Sobre el arribo de sargazo, el mandatario estatal refirió que la entidad exhibe indicadores turísticos positivos.

“Durante los últimos tres años, que es lo que llevo en el gobierno, han llegado a la entidad alrededor de 58 millones de turistas, la ocupación hotelera ha sido en promedio de 80% de más de nuestros 105,000 cuartos hoteleros. Aunque no podemos olvidar la aparición de las plataformas de rentas o reservaciones no hoteleras, como Airbnb; en Quintana Roo hay alrededor de 23,000 predios que tienen esta posición de arrendamiento y que vienen a sumarse a la gran oferta hotelera del estado”, agregó.

“El sargazo se convirtió en un aviso y en un reclamo del medio ambiente, definitivamente debemos de poner más atención a los esquemas de cuidado y preservación del medio ambiente, arrecifes y corales, playas, vigilar de mejor manera nuestras costas”, advirtió.

“Había que trabajar en el combate directo para mantener nuestras playas limpias, porque al final es nuestro objetivo principal, el sargazo seguirá su rumbo y camino en el mar, viniendo del sur al norte y lo que nosotros queremos es mantener las playas limpias para que no afecte al sector turístico”, aseveró.

El Ejecutivo de Quintana Roo reconoció que sí hubo apoyo del gobierno federal que encabeza Andrés Manuel López Obrador.

“El presidente designó a la Secretaría de Marina para la coordinación de estos trabajos, en conjunto con el gobierno del estado, municipios e Iniciativa Privada hemos adquirido infraestructura y equipo que permiten combatir de mejor manera, con barreras antisargazo, lanchas sargaceras que recogen el sargazo en aguas someras y equipo especializado para la limpieza sobre las playas”, aseguró.

“Estas tres acciones tienen estrategias distintas en lo largo de las nueve regiones en las que dividimos la costa de Quintana Roo para el combate al sargazo, ha funcionado bien. Federación, estados y municipios hemos logrado una bolsa de más de 250 millones de pesos este año, que nos permitió el combate al sargazo, más lo que la Iniciativa Privada ha invertido en los frentes de los hoteles y el fin de temporada de la llegada del alga; esto ha permitido que logremos el objetivo de mantener las playas limpias y que sigan siendo el gran atractivo turístico de Quintana Roo”, puntualizó.

[email protected]