Enrique Alfaro Ramírez participó por segunda vez por la gubernatura de Jalisco; esta vez sí ganó y no requirió que ni PAN, ni PRD se sumaran a su candidatura. Hace seis años, el candidato de Movimiento Ciudadano compitió y perdió contra el actual gobernador priista, Aristóteles Sandoval Díaz.

Jalisco, el tercer estado con más padrón electoral, no tuvo coalición “Por México al Frente” y cada uno de los partidos que la componen prepararon un candidato a Gobernador. Al final, Alfaro Ramírez no necesitó una alianza. Cuando Ricardo Anaya fue a la entidad, apoyó a los tres candidatos.

Alfaro Ramírez, nació en Guadalajara, es ingeniero civil por la universidad jesuita, Iteso, tiene 44 años y, según se reportó mediáticamente en la mañana de la elección 2018, jugó una cascarita futbolera antes de asistir a las urnas a sufragar.

Alfaro es una figura conocida en Jalisco y un líder de Movimiento Ciudadano en toda la entidad, sin embargo, no es el único partido en el que ha militado, pues tiene historia en el PRI y en el PRD. Entre los comicios de 2012 y 2018, participó y ganó con amplia mayoría la alcaldía de Guadalajara en las elecciones locales de 2015.

Alfaro tiene una maestría en Estudios Urbanos con especialidad en Economía de la Urbanización. Recientemente, un reportaje periodístico lo ligó con una investigación judicial realizada por Estados Unidos en donde se le señalan vínculos con el crimen organizado. Sin embargo, después de emitir su voto, el candidato anunció que demandaría por daño moral al portal que difundió esta información.

Enrique Alfaro lideró las encuestas de opinión en la campaña electoral, pero en su gestión se le relacionó con el ambulantaje en la capital tapatía su gestión fue cuestionada por la regularización de vivienda vertical a cambio de multas a los desarrolladores y fue por denunciado por Morena por irregularidades en el uso del dinero público.

El alcalde con licencia de Guadalajara no tuvo una relación amable con la prensa jaliciense, pues llamó a el diario Mural, el Diario NTR y al diario La Crónica “basuras” por las críticas hacia su administración.

El próximo gobernador de la entidad tapatía declaró en su 3de3 que tiene un ingreso anual de 2,584,340 pesos. Alfaro es heredero de dos casas, un terreno y un departamento en copropiedad.

La tarde de la elección, Enrique Alfaro, anunció en televisión nacional que sus datos le dieron más de 15 puntos de ventaja, un resultado que calificó de “holgado y mejor imposible (...)Nosotros ganamos y ganamos contundentemente.”. 

erp